Los jardines de la Alcazaba en Málaga

Los jardines de la Alcazaba en Málaga

Alcazaba y Teatro Romano de Málaga

Málaga es una ciudad bellísima para pasear, para disfrutarla andando, para recorrerla y descubrirla.  Es una capital con un legado cultural inmenso, con riqueza histórica y artística, cuna de pintores, escultores, y artistas que han llevado su nombre a todo el mundo.  Siempre hay diferentes maneras de conocer una ciudad, estudiandola a través de los libros, de sus personajes, de su evolución, o también, paseándola y dejandose atrapar por su vida, su gente y su encanto.  Eso es lo que le ocurre a la ciudad que me vió nacer.

Si hay un lugar especial para mi en Málaga, éstos son los aledaños y jardines del Teatro Romano y la Alcazaba.  Su entorno privilegiado, rodeado de tanta historia, tradición y cultura convierten a esta ciudad en lo que es, una reliquia, la Málaga antigua,  o ciudad romana.

Teatro Romano

Cualquier mañana soleada en nuestra ciudad invita a pasear por calle Alcazabilla, y disfrutar de la impresionante vista de la Alcazaba, en la ladera de la colina que lleva su nombre, a cuyos pies emerge el teatro romano de Málaga.  Fue éste un teatro de dimensiones medias, pues la Málaga romana nunca fue demasiado populosa, según consta en la historia de la ciudad.  Trás su reconstrucción, su escena ha servido para la celebración del Festival de Teatro Greco-Latino desde 1959 hasta 1884, actividad que ahora pretenden recuperar.

Dominando el teatro romano, se encuentra el más importante testimonio arquitectónico conservado de la ciudad, La Alcazaba, fortificación palaciega de la época musulmana construida sobre otra anterior de origen fenicio, en cuya cumbre se encuentra el castillo de Gibralfaro protegido por el monte Gibralfaro y por el mar. Hace unos años se construyó una nueva puerta de acceso situada en la parte posterior del ayuntamiento de la ciudad.  Por ella y a través de un tunel nos conduce hasta el punto donde podremos tomar el ascensor que nos llevará hasta la torre más alta , en el interior de los palacios.  Desde allí es posible disfrutar de las vistas más impresionantes de la ciudad.

Centro de Interpretación

Recientemente se ha construido en lo que anteriormente fue la Casa de la Cultura, el Centro de Interpretación, en donde  los visitantes podrán conocer la historia, la vida y el entorno del Teatro Romano.  El acceso es libre, y en su interior hay contenidos relacionados con los hallazgos arqueológicos, proyecciones audiovisuales, exposiciones y un recorrido visual por el Mediterraneo y la Málaga Romana.

Enlace:  http://www.enmiscriptorium.com/?p=161

El Teatro Romano de Málaga: Más de 2000 años de Historia.

El Teatro Romano de Málaga: Más de 2000 años de Historia.

Teatro Romano de Málaga

Situación Histórica

           El origen de la ciudad de Málaga podemos ubicarlo geográficamente en lo que conocemos en la actualidad como Colina de la Alcazaba.  Las investigaciones recientes han arrojado luz sobre la disposición de aquel poblado primitivo que, de forma aterrazada, partía desde la cima hasta la ladera de dicha colina.  En el siglo VII, en la desembocadura del río Gualdalhorce, la colonia Malaka es fundada por los fenicios.  Comenzó por parte de estos comerciantes una búsqueda de las riquezas naturales de la región, entre las que destacaron las industrias pesqueras y los salazones.

           En el siglo VI a. de C. se construyó un significativo recinto amurallado, que abarcaba toda la zona habitada por los fenicios, y posteriormente en el siglo III a de C. los romanos llegaron a esta tierra para luchar contra los cartagineses.  La victoria romana supuso una presencia definitiva en la ciudad de Málaga, en la cual se instalaron, ocupando la zona más relevante y estratégica localizada en los alrededores de la colina de la Alcazaba.

El Teatro Romano

          El teatro romano de Málaga es una obra considerada de los primeros años del reinado de Augusto, como prueban las últimas excavaciones, cuando Málaga formó parte de la provincia romana de Hispania Ulterior, aunque reconstruido varias veces en periodos posteriores de la historia.  El teatro se ubica en un solar junto al foro de la ciudad, que entonces abarcaba las proximidades de la Catedral de Málaga, Calle Cister, y Sta. María.

            Su construcción es mixta; por un lado aprovecha parte de la ladera de la colina de la Alcazaba y por la otra crea además, una terraza artificial para apoyar las gradationes (gradas).  Sobre el último de los cuerpos del graderío suele disponerse un pórtico, lugar destinado a albergar estatuas dedicadas al culto de los emperadores.  Las gradas más bajas y próximas al escenario estaban destinadas al asiento de los personajes más ilustres de la ciudad.

           La orchestra flanqueada por ambos aditus (entradas) mantiene el suelo de placas en excelentes condiciones de conservación y tres escalones de mármol para la ubicación de sillones pétreos de los que se ha localizado uno.  En estos sillones se acomodaba la nobleza que contaba con accesos de uso reservado. Delante el proscaenium, escenario elevado, donde se llevaban a cabo las representaciones teatrales, ligadas a las festividades religiosas.  Es de forma rectangular.  También se conservan las rejillas de mármol que servían para drenar el agua procedente de los desagues de las gradas.  Estas gradas se cubrian por un velum, toldo sostenido en sus extremos por mástiles, apoyados a su vez en grandes piedras horadadas situadas en los muros exteriores del teatro.

Varios usos

         A finales del siglo III d.C. el teatro dejó de usarse, y se destinó a otras actividades sobre todo industriales.  Entre los siglos V y VI toda la zona se convierte en un cementerio y las tumbas de rito cristiano se extienden por toda la calle Alcazabilla.  La llegada de otras civilizaciones y el paso del tiempo contribuyeron a su ruina y permaneció enterrado durante siglos.  Hasta principios del siglo XIX el espacio donde se asienta el actual Teatro Romano de Málaga se encontraba oculto, debido a construcciones de viviendas que llegaban hasta el pie de las murallas de la Alcazaba. En 1922 la calle se abre al tráfico rodado, y al realizar demoliciones en la zona, comienzan a descubrirse los primeros restos del Teatro.  Junto a estos restos se construye la Casa de la Cultura. Fue en junio de 1951 cuando se realizaron trabajos destinados a ajardinar la entrada,  cuyas obras permitieron dejar a la luz la joya arquitectónica. De esta forma surguieron los restos de una monumental construcción de sillares que, en un primer momento se creyó era una de las puertas de la ciudad romana de Málaga.

      En 1995 es derribada definitivamente la Casa de la Cultura de la ciudad y desde entonces se suceden distintas campañas de investigación arqueológica, de restauración y consolidación del monumento histórico, considerado el espacio escénico más antiguo de la ciudad.  Actualmente existe el proyecto de dar uso cultural al teatro, que no sea un espacio meramente monumental y celebrar espectáculos sobre su escenario.

El Teatro Romano de Málaga es semejante a otros teatros como los de Itálica (Sevilla), Acinipo(Ronda, Málaga) o Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz).

Jardines de la Alcazaba en Málaga:  http://www.enmiscriptorium.com/?p=2353