La desaparecida iglesia de la Merced en Málaga

Vista desde Gibralfaro. Plaza de la Merced e Iglesia. 1910

            Me pregunto, qué hubiese sido de la Plaza de la Merced en Málaga, si su legendaria y antigua Iglesia se hubiese conservado. Tal vez, su estilo sería otro, incluso habría aportado un aire más romántico al entorno. De lo que no me cabe duda es que es una de las plazas con más belleza e historia de cuantas he conocido.  Contemplar desde ella, el Castillo de Gibralfaro, la Alcazaba de Málaga, la casa natal de Pablo Picasso, o el campanario de la Iglesia de Santiago, según vas recorriendola, es un privilegio que posee la ciudad y que merece la pena ser vivido. Pero para conocer el origen y la historia de este lugar y del desaparecido templo malagueño, hay que remontarse a la época de los Reyes Católicos, tan presentes siempre en la ciudad de Málaga.

           En 1490, Alonso de Rivera, uno de los conquistadores que llegaron con los Reyes Católicos a la ciudad, fundó una ermita en la zona denominada cerro de Gibralfaro, hoy denominado Camino Nuevo, a la que dió el nombre de la Santa Veracruz, por una cruz de madera que dejaron los RR.CC. cuando entraron en la ciudad de Málaga, y que levantaron junto a la ermita.  Rivera, seguidor de la Orden de la Merced donó todas sus posesiones a los mercedarios que buscaban un lugar donde establecerse en Málaga.  De esta forma y en aquel enclave nació el Convento de Ntra. Sra. de la Merced, que se establéció en la ciudad hacia 1499.

Iglesia de La Merced

           No sería este su emplazamiento definitivo, ya que debido a la proximidad con la playa y a los constantes saqueos por parte de corsarios que desembarcaban en las cercanías, los religiosos se vieron obligados a solicitar al Obispo un lugar más centrico y seguro en el que poder llevar a cabo una vida religiosa y sosegada.  El lugar elegido fue la actual Plaza de la Merced, por entonces situada “frente a la Puerta de Granada”.  La adjudicación del terreno fue confirmada por la Reina Juana de Castilla, el 12 de Noviembre de 1507 y por el Papa Julio II, el 10 de Abril de 1508.

Plaza de la Merced

          Allí edificaron sus claustros y una pequeña iglesia de estilo mudejar adosada al convento, pero con el desarrollo y aumento de la población de Málaga en los siglos siguientes, fue necesario construir otra iglesia más amplia y de mayor relevancia que la anterior, cuyas obras comenzaron en 1792, prolongandose varias décadas. La nueva iglesia de La Merced era de estilo renacentista, de cruz latina, con crucero, coro y presbiterio. Una única nave flanqueaba amplias capillas laterales, y sus grandes vidrieras de colores en la parte superior de la fachada principal, le permitían el paso de la luz a través de los lunetos, proporcionando bellos contrastes y matices según la hora del día, como ocurre también en algunos templos malagueños según la posición del sol y la orientación.

           Fue erigida parroquia en el año 1835, y estaba considerada una de las más apreciadas y valiosas de Málaga por su estilo, proporciones, riqueza, y porque en el interior del templo sus capillas acogieron imágenes de numerosas cofradías malagueñas (Archicofradía de la Sangre, Viñeros, Llagas y Columna, Gitanos, Humildad, La Cena, Descendimiento, Piedad..).

12 de Mayo de 1931

        Pero una mañana de primavera de 1931, una especie de locura colectiva desatada a comienzos de la segunda república, tomó la ciudad de Málaga y las hordas de la intolerancia la quemaron y destruyeron para siempre. Tras lo sucesos de mayo, el templo quedó parcialmente destruído y con gravísimos e irreparables daños. En sus pavesas quedaron para siempre destacadas obras de arte e imaginería religiosa.  Nunca se reconstruyó, tal vez por la proximidad a la Iglesia de Santiago, y permaneció en estado de ruina hasta que fue derrumbada definitivamente en 1963.  En la actualidad, en aquel mismo lugar existe un edificio de viviendas con locales comerciales, pero el recuerdo de los padres mercedarios permanecerá para siempre en la emblemática e histórica plaza que lleva su nombre: Plaza de la Merced.

Nota: La Parroquia de la Merced quedó fusionada con el Santuario de la Victoria, de ahí su nombre, Parroquia y Real Santuario de Sta. Maria de la Victoria y de la Merced.

Fachada principal

Fachada lateral tras el incendio

Lateral derecho del crucero

Nave hacia el coro

Nave y tribunas

Después del incendio

Antes del derribo

Mi agradecimiento personal para Antonio Jurado Pérez, por el magnífico y generoso reportaje fotográfico que me ha cedido de sus archivos. Málaga, siglo XX (recuerdos).

Bibliografía

CEDMA. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga.

-El Convento de la Merced en Málaga. P. Artaeches. Jábega n. 15

-La plaza de la Merced y su iglesia. Jábega n. 15

-La orden de Ntra. Sra, de la Merced. M.D. Torreblanca. Isla de Arriarán. Revista cultural y científica. N. 23-24.

-Quema de conventos.  José Jimenez Guerrero

La iconoclastia en Málaga.  Iglesia de San Juan Bautista

La iconoclastia en Málaga. Iglesia de San Juan Bautista

 

10 Mayo 1931. Madrid.

11 de Mayo de 1931.

            Los sucesos acaecidos en Málaga desde la tarde-noche del 11 de Mayo de 1931 y durante todo el dia siguiente son conocidos a nivel común como “la quema de conventos”.  Hacía un mes desde la proclamación de la 2ª República en España y tan solo un día antes, tuvieron lugar en Madrid unos incidentes políticos que fueron el inicio de lo que ocurriría en otras ciudades.  A la caída de la tarde del día 11 se produjeron concentraciones en las inmediaciones de la Plaza de la Constitución en las que los participantes allí congregados reclamaban reaccionar de inmediato y secundar los actos de Madrid.  En pocas horas los grupos incontrolados se hicieron con el poder en la ciudad.

        Málaga se convirtió en el escenario principal de  los crueles acontecimientos, tras los cuales se destruyeron, saquearon e incendiaron más de cuarenta edificios, la mayor parte de ellos religiosos y algunos civiles, así como los enseres, imágenes y objetos de valor que había en su interior.   Málaga fue la ciudad española más desvastada y en donde la violencia anticlerical alcanzó notable virulencia.  Horas interminables que dejaron a la ciudad destruida y conmocionada.  Se declaró el estado de guerra para restablecer el orden público en la ciudad.

11 Mayo 1931. Quema de iglesias

 

 

12 de Mayo de 1931.  Mediodía en Málaga. Iglesia de San Juan Bautista 

La iglesia de San Juan, ubicada en la calle que lleva su nombre, constituía el grupo de las cuatro parroquias más importantes de la ciudad.  Pese a la proximidad con otras iglesias saqueadas, ésta no fue asaltada hasta después de las 12h del mediodía.  Tras la quema de las iglesias de la Merced y Santiago el mismo grupo se dirigió hacia la calle San Juan, que era el templo que acogía varias cofradías importantes, Fusionadas, Puente del Cedrón y otras congregaciones religiosas.

Las hordas penetraron por la puerta de la nave central provocando destrozos, saqueos, roturas en las  vestiduras de imágenes y múltiples desperfectos en todo el mobiliario.  La destrucción del altar mayor fue especialmente complicada debido a que era de marmol, con una rica ornamentación artística y el conjunto formaba una sola pieza difícil de demoler. Con algunas dificultades, finalmente usando cuerdas amarradas en la parte superior y tirando de ellas desde el lado opuesto consiguieron que cayera en bloque sobre la nave central.

Sobre las 13,30h la iglesia de San Juan quedó integramente destrozada y solo gracias a la ayuda de particulares malagueños y cofrades, que exponiendo su vida de modo arriesgado consiguieron salvar de la hoguera, que se había formado en los aledaños del templo, parte del archivo documental y algunos enseres de la parroquia de gran valor histórico.

Hay quien justifica estos hechos como una connivencia de la izquierda y quienes los  entienden como una reacción natural y lícita de la clase humilde a años de injusticias del poder eclesiástico mientras ellos pasaban necesidad.  Las riquezas que acaparaba la iglesia en sus edificios daban pruebas  a los defensores de esa postura, pero de cualquier modo los ataques fueron tan atroces, desproporcionados y en muchisimos casos irreparables como inútiles para cualquier justificación.

Pérdidas en la Iglesia de San Juan

  1. Cristo de la Columna, Cristo de la Puente Y Cristo de la Exaltación.  Imágenes procesionales del siglo XVII.
  2. La Purísima, imagen policromada, escuela granadina del siglo XVII.
  3. San Juan Bautista y San juan Evangelista, policromados, escuela de Alonso Cano.
  4. Cristo de Ánimas. Siglo XVII.
  5. Virgen de la Antigua. Siglo XVII.  Restaurada por Palma.
  6. San José. Siglo XVIII. Restaurado por Palma.
  7. Lienzo Virgen del Rosario, atribuido a Murillo.
  8. Cinco lienzos religiosos de la escuela de Valdés Leal.
  9. Cruz grande procesional de carey y plata, del siglo XVIII.
  10. Las capillas de Jesús de los Azotes y columna. Y san Antonio de Pádua. Reconstruida por Paco Palma.
  11. Estandarte bordado del siglo XVIII.
  12. Parte del archivo parroquial  que comenzó en 1520.

Bibliografía

*La quema de conventos”.  José Jiménez Guerrero

*Fotografía antigua de  San Juan : Málaga, siglo XX (recuerdos)

https://www.facebook.com/pages/M%C3%A1laga-siglo-XX-recuerdos/140042352755916