Origen Judío en la Capilla Sixtina

Maqueta del II templo de Salomón, reconstruido y embellecido por Herodes.

             Las discrepancias entre el judaísmo y el cristianismo han sido una constante a través de los siglos.  Las tormentosas relaciones y múltiples acusaciones llevaron a distanciar los pensamientos de unos y otros, y la convivencia entre los dos pueblos hermanos nunca resultó fácil. Siento un profundo respeto y admiración por el judaísmo, quizás llevada por los sentimientos y por la interminable diáspora que han mantenido a lo largo de la historia. El Judaísmo se instauró hace 4000 años y fue la primera religión monoteísta.  Historicamente está considerada la cuna del cristianismo y del Islán. La diferencia primordial es que el judío espera la llegada del Salvador, mientras que para el cristiano, Jesucristo ya ha llegado en forma de hombre, murió en la cruz y resucitó.

           Por todos es sabido la fascinación que provoca uno de los lugares más enigmáticos del mundo y que se encuentra situado en el interior de la antigua fortaleza de la Ciudad del Vaticano.  La inmensa mayoría de personas que visitan la Capilla Sixtina no ven más que un lugar sagrado de la cristiandad con una inmensa bóveda pintada, pero su verdadero significado y simbología está oculto bajo aquellos muros.

Capilla Sixtina desde la cúpula de San Pedro

              La historia se remonta hace seis siglos cuando Francesco della Rovera, más conocido como el Papa Sixto IV se encargó de revivir el antiguo esplendor de Roma restaurando iglesias, museos, bibliotecas, calles e iniciando una colección de arte que siglos después conformarían el Museo Capitolino (el más antiguo de Roma).

               Pero su proyecto más ambicioso fue la reconstrucción y ampliación de la denominada  Capella Palatina, la capilla papal  levantada en la Edad Média.  Sixto IV, gran conocedor de la Biblia y versado en las Sagradas Escrituras, obviando las leyes Talmúdicas mandó construir en la Roma Renacentista una copia en tamaño natural del Sancta Sanctorun, el templo Sagrado de Salomón guiado por los escritos del profeta Samuel en la Biblia. Al templo se le denominó Capella Sistina (Capilla Sixtina) cuyas dimensiones son exactamente iguales al primer Templo Sagrado construido por el Rey Salomón en el 930 a. d C.  En mi reciente visita pude comprobar pero no fotografiar, porque está prohibido el uso de cámaras en el interior de la capilla, como en  el embaldosado de la Sixtina se ven los denominados Sellos de Salomón (Estrellas de David).  O sea, existen numerosas evidencias de la coexistencia del judaismo en el mayor templo de la Cristiandad.

Suelo de la Capilla Sixtina. En este mismo lugar se queman los votos para producir el humo durante el Cónclave.
Fotografía: Libro de Benjamin Blech. Capilla Sixtina.

             Para los judíos aquello resultó un agravio, ya que según la tradicción no podía construirse ninguna copia del Templo de Salomón en ningún lugar del mundo que no fuese el Monte Sagrado de Jerusalén. Hay quien argumentó que la finalidad era demostrar que no había discrepancias entre la religión judía y la cristiana, cuando ocurría justamente lo contrario. El Vaticano acusaba directamente a los judios de haber asesinado a Jesús y de rechazar los Evangelios, justificando el consiguiente castigo de la pérdida de su Templo Sagrado y la condena a vivir errantes en el mundo,  promoviendo a su vez diversos actos de intransigencia dificiles de entender actualmente.

Piso Cosmati en la Capilla Sixtina

             Tuvieron que pasar siglos y tras las consecuencias del Holocausto y el surgimiento del estado de Israel, la Iglesia Católica decidió mantener un acercamiento al judaísmo.  Comenzó por lo tanto una etapa de diálogo que culminó con la gran motivación del Papa Juan XXIII tras pronunciar aquella frase “La iglesia necesita una ráfaga de aire fresco para emerger de nuestro único ghetto”,  sin saberlo sus palabras derivaron en el Concilio Vaticano II,  con la idea de orientar a la iglesia hacia el mundo no-católico y culminando el 28 octubre de 1965 con la Declaración Nostra Aetate, cuya finalidad fue promover la reconciliación entre judios y cristianos.

Michelangelo’s Forbidden Messages left in the Sistine Chapel

I have thousand reasons to think that Michelangelo is a fascinating personage and the best artist of the whole history of the humanity, this leads me to searching providing that I can new publications in relation with his life and work. A few years ago across an article in press where they talked about a controversial book, I decided to look for it. In Spain still it had not been published, and I bought it a second hand bookshop in London. Only for the title we can think that it is a book religious or linked to the Catholic Church, but his reading confirmed to me the opposite and in addition it me revealed secrets that have been secret in view of the world for centuries.

The one who has visited the Sistine Chapel  dazzling besides by that ” immense ceiling “, if observed the vault, could have verified that there is no an alone figure of the New Testament. Nothing.

Bóveda Capilla Sixtina

When Michelangelo received the order of the Pope Julio II to paint the ceiling of the Sistine Chapel, the most sacred place of the Christianity in West, he agreed and for four years (from 1508 to 1512) defying to the repressive Catholic Church of the epoch it carried out an ingenious labor inserting in the vault numerous messages that were spreading the reconciliation between the Jewish Bible and the New Testament creating a link between the Catholic Faith and the Hebrew Faith.

Miguel Angel Buonarroti

He risked his life, painted the Sistine Chapel under the requirements of the Pope but without an alone Christian figure. Only it portrayed prominent figures of Jewish Bible (excluding Sibyls). If a Jew examines the representation of the genesis in the altar it discovers infinity of cabbalistic signs combined with the paint, it is a question of deciphered codes that they reveal the ideology of the Italian painter who lived immersed in a stage of religious intrigues, conspiracies and repression. The authors warn in the book that to admire the miracle of the Sistine Chapel before we must know Michelangelo´s motivations, his origin, his intellectual enrichment in the Palace Médici  his fascination for the Neo-Platonism, and the interest for the mystical educations.  Blech and Doliner reveal what Michelangelo meant in the angelic representations that brilliantly mocked his papal patron, how he managed to sneak unorthodox heresies into his ostensibly pious portrayals, and how he was able to fulfill his lifelong ambition to bridge the wisdom of science with the strictures of faith. The Sistine Secrets unearths secrets that have remained hidden in plain sight for centuries.

http://enmiscriptorium.wordpress.com/2012/11/16/miguel-angel-dejo-mensajes-prohibidos-en-la-capilla-sixtina/

Miguel Angel dejó mensajes prohibidos en la Capilla Sixtina

Tengo mil razones para pensar que Miguel Ángel es un personaje fascinante y el mejor artista de toda la historia de la humanidad. Este motivo me lleva a buscar, siempre que puedo, nuevas publicaciones en relación con su vida y obra.  Hace pocos años a través de un artículo en prensa en el cual tildaban de polémico un libro… decidí buscarlo.  En España aún no había sido publicado, y lo adquirí en castellano a través de una libreria londinense de segunda mano. Sólo por el título podemos pensar que es un libro religioso o vinculado a la Iglesia Católica,  pero su lectura me confirmó lo contrario y me desveló secretos que han estado ocultos a la vista del mundo durante siglos.

Quien haya visitado la Capilla Sixtina y observado detenidamente la bóveda, además de deslumbrarse por ese “cielorraso inmenso”, ha podido comprobar que no hay una sola figura del Nuevo Testamento. Nada.

Cuando Miguel Ángel  recibió el encargo del Papa Julio II para pintar el techo de la Capilla Sixtina, el lugar más sagrado de la Cristiandad en Occidente, aceptó y durante cuatro años (de 1508 a 1512), desafiando a la represiva Iglesia Católica de la época, llevó a cabo una ingeniosa labor intercalando en la bóveda numerosos mensajes que difundían la reconciliación entre la Bíblia Judía y el Nuevo Testamento creando un nexo entre la Fe Católica y la Fe Hebrea.

Bóveda Capilla Sixtina

Arriesgó su vida, pintó la Capilla Sixtina bajo las exigencias del Papa pero sin una sola figura cristiana.  Tan solo retrató personajes de la Biblia Hebreíca ( sin contar las sibilas). Si un judío examina la representación del génesis en el altar descubre infinidad de signos cabalísticos combinados en los frescos de la pintura, se trata de códigos descifrados que ponen de manifiesto la ideología del pintor italiano que vivió inmerso en una etapa de intrigas religiosas, conspiraciones y represión.

Miguel Angel Buonarroti

Los autores advierten en el libro que para admirar el milagro de la Capilla Sixtina antes debemos conocer las motivaciones de Miguel Ángel, su procedencia, su enriquecimiento intelectual en el Palacio Médici, su fascinación por el Neo-Platonismo, y el interés por las enseñanzas místicas.

Sin duda, la obra le valió la gloria, sin ella, y sin la ayuda de su mecenas Lorenzo de Médici que daría forma a su talento, Miguel Angel no sería el mismo y hoy estaría durmiendo el sueño de los justos en cualquier cementerio florentino.

http://enmiscriptorium.wordpress.com/2012/11/29/michelangelos-forbidden-messages-left-in-the-sistine-chapel-2