Santa Rita de Casia. 22 de Mayo

santa Rita

 

           “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”

Son numerosas las personas que desde siempre y por diferentes razones han invocado a Santa Rita alguna vez en la vida pero pocos conocen la vinculación de esta santa con la Orden de San Agustín.   Santa Rita nació en Roccaporena (Italia), un pequeño pueblo a unos cinco kilómetros del municipio de Casia, en 1381. Hoy día esa pequeña ciudad tiene unos 3.200 habitantes. En aquel tiempo, era una república independiente en la región de Umbría que contaba una población extensa de unos 20.000 habitantes con numerosos castillos y varios poblados.  Casia era un centro político y comercial importante con actividades de todo tipo. También era un lugar referente para las comunicaciones entre el reino de Nápoles y las ciudades de los Apeninos.

Vivió humildemente su vida cristiana como esposa, madre, viuda y finalmente religiosa. Una vez que enviudó buscó un convento donde poder permanecer el resto de su vida pero ninguno la aceptaba debido a la muerte violenta de su marido y su comprometido pasado. Ocurrió entonces el milagro. Una noche, desalentada invocó a San Agustín, San Nicolás de Tolentino y San Juan el Bautista del cual ella había sido devota.  Tuvo un largo sueño y cuando despertó estaba dentro del Monasterio, ante aquel milagro las monjas agustinas no pudieron  negarse a aceptarla en la comunidad. Ingresó por tanto en la vida religiosa agustiniana de Santa María Magdalena de Casia, donde vivió cuarenta años sirviendo a Dios fielmente y a la comunidad con dedicación y generosidad.

Sarcófago de Santa Rita

Sarcófago de Santa Rita

Poco antes de su muerte, el 22 de mayo de 1457, cayó gravemente enferma y pidió que le llevaran una rosa que había brotado de manera milagrosa en el frío invierno de su huerto en Roccaporena.  En ese momento manifestó que aquella era la prueba de que si algo se pide con fe, no es imposible de conseguir.  Por ello, el 22 de mayo aniversario de su muerte, en todos los conventos agustinos se celebra una ceremonia de bendición de las rosas y se distribuyen entre los devotos.  Fue beatificada en 1628 por Urbano VIII. En 1738, la Orden de San Agustín decidió pedir a la Santa Sede la canonización de la beata Rita. El proceso comenzó en 1887. Fueron aceptados tres milagros, los cuales se examinaron a lo largo de 1899 y tras ello fue proclamada santa por León XIII el 24 de mayo de 1900 en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Es invocada como protectora del matrimonio, de la familia y de la paz,  y es llamada la santa de los casos  imposibles. Ella supo perdonar sin condiciones y aceptó participar en la Cruz de Cristo con el ejemplo de su vida.

La Basílica de Santa Rita de Casia se encuentra en la ciudad de Cascia en la región de Umbría (Italia). En ella se venera el cuerpo incorrupto de Santa Rita  y es uno de los santuarios más importantes de Italia.

Basílica de Santa Rita

Basílica de Santa Rita

 

“La santidad, la plenitud de la vida cristiana no consiste en realizar empresas extraordinarias, sino en unirse a Cristo, en vivir sus misterios, en hacer nuestras sus actitudes, sus pensamientos, sus comportamientos. La santidad se mide por la estatura que Cristo alcanza en nosotros, por el grado como, con la fuerza del Espíritu Santo, modelamos toda nuestra vida según la suya” .      Benedicto XVI

Desde los día 19 al 22 de mayo de 2014 en la Iglesia de San Agustín (Agustinos) de Málaga tendrán lugar una serie de actos conmemorativos.

*Santa Rita, vida y milagros”.   P. Ángel Peña.

*Orden de San Agustín.

 

Un pensamiento en “Santa Rita de Casia. 22 de Mayo

  1. Muy interesante este artículo que nos da a conocer la vida de una mujer que con su santidad nos da ejemplo a todos y con su intercesión resuelve casos imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *