¿Qué hace una persona para ser donante de órganos?

Dentro del equipo quirurgico de trasplantes de cualquier hospital del mundo existe una figura, un referente obligado para los profesionales sanitarios y para la población en general, éste es el coordinador de trasplantes.  Es imposible gestionar eficazmente la obtención y trasplante de los órganos sin el enfoque de estos profesionales preparados para ello, cuya función adquiere la máxima relevancia.  Son la pieza clave del sistema.  Encargados de detectar y seleccionar al donante potencial, supervisar y validar el diagnóstico de muerte encefálica, y lo más importante plantear a la familia las posibilidades de una posible donación.

En el Hospital Carlos Haya de Málaga este legado le corresponde a Juan José Mansilla Francisco, enfermero, y uno de los coordinadores de Trasplantes de este hospital.  Estudió en Melilla, llegó a Málaga en 1990 y desde entonces ha desarrollado su labor asistencial como enfermero en diferentes servicios.  Asumió la coordinación de Trasplantes en el año 2001.

¿En qué momento el coordinador de trasplantes se dirige a la familia del donante? 

En el momento que le dan la noticia que ha fallecido.  Nosotros no pensamos en el donante hasta que la persona no ha fallecido.  Nunca antes.  Una vez que está firmado el certificado de defunción, los médicos nos avisan a los coordinadores y comenzamos un protocolo, con una serie de procedimientos y normas que hay que seguir para garantizar que todo se hace respecto a la ley vigente.

¿Cuando estableceis una relación de ayuda con la familia, piensas que alivia el duelo la opción de donar?

Si, sin duda.  La muerte ha sucedido y tú no puedes evitar la pena, ésto ya no va a cambiar, dentro del sinsentido de una pérdida para la familia, si hay algo positivo que van a obtener es donar los órganos de sus fallecidos.  Hoy en día en Málaga la negativa es muy baja, por debajo del 10%,  la divulgación en prensa, radio y televisiones, y las múltiples campañas han contribuido a que el mensaje haya calado en la sociedad durante estos años.  Ahora todo se ve normal dentro del proceso.

En un momento tan crítico, cuando te diriges a la familia de una persona que ha fallecido para pedirle generosidad, ¿te arrastran los sentimientos?

Sin duda, no me dejan indiferente.  Siempre entendemos mejor la pérdida de los mayores que la de una persona joven.  Hay familias que han perdido a su ser querido en situaciones verdaderamente trágicas, se dan situaciones muy emotivas, y no puedes separar los sentimientos, pero nuestro acercamiento les ayuda a soportar el dolor, lo cual me resulta gratificante.

¿Qué hace una persona para ser donante de órganos?

Hablarlo en vida con la familia.  Puedes también hacerte donante de órganos llevando un carnet o expresandolo en el Registro de Voluntades Vitales,pero lo fundamental es que la familia sepa qué hubiese querido hacer el fallecido, porque será más fácil tomar esa decisión.  Hoy en día en la mayoria de los casos es la propia familia quién avisa de la intención de la persona de donar sus órganos.  En cierto modo es una forma de dejar constancia de la voluntad en relación con la donación.  De hecho lo que preguntamos es qué hubiese querido hacer el fallecido, y qué decisión hubiese tomado él en vida.

Ser donante representa la única alternativa posible que poseen muchas personas para seguir con vida, ya que éstas dependen de ese órgano que otros ya no necesitan.  El trasplante sirve para que el enfermo salve su vida, y tomar esa decisión altruista no es fácil pero a la larga ese gesto compensará la pérdida.  Gracias a todas aquellas familias que en un momento de intenso dolor, tuvieron la generosidad de donar los órganos de sus seres queridos.  En nombre de las personas trasplantadas que recibieron sus órganos en algún lugar.

http://enmiscriptorium.wordpress.com/2012/11/01/el-hospital-carlos-haya-de-malaga-15-anos-donando-vida/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *