Pasión por la vida.

         No se cuál será el motivo, si la experiencia, mi propia vida, los tropiezos, o la edad que ya he pasado los cuarenta, o tal vez porque a estas alturas he tenido muchos días buenos, malos y grises. El caso es que cada vez valoro más las cosas sencillas. No ambiciono casi nada, no quiero lujos, ni hipócritas a mi alrededor, esos que piensan que tener, lucir y atesorar es muy importante, y aquellos que sólo se miran a sí mismos intentando conmover a los demás.

         He comprobado por mi misma, que el esfuerzo y la perseverancia son los mejores compañeros de viaje, pero claro está, eso no es fácil  ni cómodo. Nada nos lo regalan, sólo la ilusión y el deseo de conseguir un objetivo o nuestro sueño puede convertirlo en realidad. Ahora sé, que sólo a través de pequeños esfuerzos diarios, paso a paso, se construyen las grandes obras.

          Yo soy feliz con poco,  una cena al aire libre a la luz de las velas, una sonrisa, un gesto amable, una sorpresa, el silencio… por esas pequeñas cosas merece la pena vivir, y yo tengo la inmensa suerte de compartir mi vida con alguien que nada le pertenece, que dejó todo por mí un buen día, y que mil veces lo volvería a hacer. Ya me encargo yo de ponerle la dosis justa de pasión a la vida para ilusionarme con todo y no permitir que la resignación, la pereza o la pena me detengan en nada.

Porque la grandeza se alcanza, no cuando todo va bien, sino cuando la vida te pone a prueba, cuando tienes un gran tropiezo, cuando te decepcionan, cuando la tristeza te invade. Porque solamente estando en lo más profundo del valle, puede saberse lo magnífico que es estar en la cima de una montaña“.

Dejo este video, en donde con bellas y sencillas palabras, mi querida Luz Casal en una espléndida interpretación, dá gracias a la vida. (Os recomiendo verlo).

2 pensamientos en “Pasión por la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *