Lágrimas de San Lorenzo

Superluna desde Málaga

Superluna desde Málaga

          Si hay algo me gusta especialmente de las  noches del verano, es que en ellas es posible apreciar en el cielo todo tipo de constelaciones.  En la antiguedad, y según la disposición de las estrellas, éstas servían de ayuda para medir el tiempo y las estaciones además de orientar a los navegantes en sus viajes.  Los astrónomos griegos fueron quienes más estudiaron las diversas constelaciones y la luna.  Este año 2014, entre el 15 de julio y el 20 de agosto y precisamente en la madrugada del 12 de agosto,  se contemplará en el cielo un magnífico espectáculo de lluvia de estrellas fugaces que nos regalan las conocidas como Perseidas*( cuyo nombre se debe a que éstas se encuentran en la constelación de Perseo). Habrá una actividad de cerca de 100 estrellas fugaces por hora, casi dos por minuto en las mejores condiciones de visibilidad.  Buscaremos un lugar propicio para ello, a ser posible a cielo abierto y en oscuridad porque el radiante asomará por el horizonte este hacia las doce de la noche.

        Esta noche y coincidiendo con la festividad de San Lorenzo, hemos podido disfrutar de una luna llena un 30% más brillante  por coincidir con su perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra, por lo que dada la cercanía de esta ‘Superluna’, podrán observarse las estrellas fugaces más brillantes, según informa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

          Según relata el Observatorio meteorológico español Provienen del cometa 109P/Swift-Tuttle, descubierto en 1862 y llamado así en honor a sus descubridores Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle. Un cometa con un diámetro de 9 kilómetros 700 metros y una órbita sobre el sol que se prolonga por más de 130 años, la cual cruza puntual cada año nuestro planeta por estas fechas. Esta órbita está llena de partículas pequeñas, como granos de arena o menores, liberadas por el cometa en sus pasos anteriores. Cuando una de estas partículas, que formaron en su día la cola del cometa, entra en la atmósfera terrestre, la fricción la calienta hasta vaporizarla a gran altura (unos 100 km). Durante unos segundos, la partícula brilla como si fuera una estrella, y por eso este fenómeno recibe el nombre popular de estrella fugaz. No se trata por tanto de una estrella sino de una partícula de polvo incandescente”.


He podido fotografiar la  luna más grande del año en el cielo.  Se han dado las condiciones  para observarla. Nota*.  Un fenómeno que se le conoce popularmente como las “lágrimas de San Lorenzo”,  porque tal día como hoy, 10 de agosto, celebramos el día de San Lorenzo, santo del siglo III, que fue martirizado en Roma.            ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *