La perfección de La Humillación.

Virgen de la Estrella entrando en la Pza. Constitución.
Málaga

       En esos días, también Herodes se encontraba en Jerusalén. Herodes se alegró mucho al ver a Jesús. Hacía tiempo que deseaba verlo, por lo que había oído decir de él, y esperaba que hiciera algún prodigio en su presencia. Le hizo muchas preguntas, pero Jesús no le respondió nada. Entre tanto, los sumos sacerdotes y los escribas estaban allí y lo acusaban con vehemencia. Herodes y sus guardias, después de tratarlo con desprecio y ponerlo en ridículo, lo cubrieron con un magnífico manto y lo enviaron de nuevo a Pilato…          San Lucas 23:8

                  La Semana Santa de Málaga cada año me deja alguna visión diferente y alguna imagen que hasta entonces haya pasado desapercibida para mí.  Siempre veo procesionar los tronos en las calles más estrechas, más oscuras, lejos de la luz de las farolas que alumbran el centro y el recorrido oficial. Busco con el itinerario en mano esos rincones de mi ciudad y aguardo allí la llegada de las imágenes.  Prefiero ver la talla del Cristo casi en la penumbra de una calle céntrica, como San Agustín, Madre de Diós, Arco de la Cabeza o  Cister.

                    La noche de Martes Santo encontré esa imagen por casualidad esperando a la Virgen de la Estrella en la entrada de calle Comedias.  De pronto ante mí, la imagen del Cristo de la Humillación de Francisco Palma Burgos.  Nunca hasta entonces me había fijado tan cerca en la belleza de la obra del escultor malagueño. Representa el momento en el que Jesús es despreciado por Herodes. Es una talla con mucha fuerza y una presencia solemne sobre el trono.  Con una policromía perfecta que resalta la piel morena en contraste con la túnica blanca.

Cristo de la Humillación

                    La primitiva imagen del siglo XVII se perdió en 1931 durante el saqueo a la Iglesia de Santo Domingo, es por ello por lo que la cofradía encarga al artista una nueva imagen que fue presentada en 1942.  Francisco Palma Burgos, malagueño, del barrio de la Victoria, hijo del insigne escultor Francisco Palma Garcia y sucesor de la estética barroca de su admirado Pedro de Mena, se caracterizó por una temática religiosa en casi todas sus obras.  A razón de los entendidos en arte, el Cristo de la Humillación es su mejor obra, a todos los efectos, aunque poco reconocida debido a la creacción de otras tallas más populares y con mucho valor simbólico.

Obra de Palma Burgos

Muy Ilustre y Venerable Hermandad de la Orden de Santo Domingo de Guzmán, de Nuestro Padre Jesús de la Humillación y Perdón y María Santísima de la Estrella.  Fundación: 1919. Jesús dela Humillacíón y Perdón: Francisco Palma Burgosa (1942).  Trono: José Benitez/Pedro Perez Hidalgo (1922 y 1964). Portadores: 190.  Virgen de la Estrella: Anónima del siglo XVIII.  Trono: F. Diaz Roncero (1970), con palio de las Trinitarias (1957-1959), en fase de restauración por S. Oliver.  Portadores:240.  Banda: U. M. Maestro Eloy García. Sede Canónica en la Iglesia de Santo Domingo en Málaga.

http://www.humillacionyestrella.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *