Felicitar la Navidad. ¿Tarjeta o whatsapp?

Hace tan solo dos días recibí una tarjeta de Navidad, como las de antes.  Una tarjeta de alguien especial para mí, que se tomó la molestia de comprarla, escribirla, dedicarla con todo el cariño y después enviarla al correo.  Además la imagen que mostraba era también especial, el conocido cuadro de Velázquez, la adoración de los Reyes Magos.

Recibirla me hizo recapacitar que hemos perdido las buenas tradiciones, algo tan simple como escribir una carta ahora resulta obsoleto.  Hemos ido perdiendo la esencia de que las cosas sencillas sean especiales. Hoy parece que si no tienes whatsapp no eres nadie en la sociedad, y si no, están los fríos e impersonales SMS, o los e-mails, o quė decir de los tweets.  Reconozco que no me gusta ninguno de ellos pero sin los cuales hoy tenemos la sensación que nada funciona, y todo se detiene, los usamos por inercia  y no concebimos la vida sin ellos. No sé si por comodidad o rapidez el caso es que sencillamente nos dá pereza mantener una conversación y usamos esta vía en perjuicio del lenguaje.

Recuerdo cuando yo misma , como en un ritual, confeccionaba mi lista de personas en Navidad, escribía mis tarjetas, colocaba sus sellos y enviaba por correo.  De paso hacias una pequeña contribución con Unicef,  Médicos sin fronteras, etc… Hoy casi nadie envia esas tarjetas, ni cartas, ni postales, hoy las preferencias son enviar un mensaje en la red que “todos puedan leer”.

La tarjeta de Navidad tiene su origen en Inglaterra en 1843.  Un artista inglés llamado John Calcott Horsley recibió un encargo de Sir Henry Cole, un rico y conocido empresario londinense  para que diseñara una tarjeta con la que felicitar la navidad a sus clientes y amigos.  Éste diseñó un tríptico con un mensaje que decía “Feliz Navidad y Año Nuevo para usted”. Esto se puso de moda en Inglaterra y después en toda Europa.  Actualmente en navidad millones de postales viajan alrededor del mundo, pero Inglaterra es el pais que más las sigue utilizando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *