El lobo frente al hombre

 

 

LoboParkOLYMPUS DIGITAL CAMERAAOLYMPUS DIGITAL CAMERAA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

            Cuando uno tiene la oportunidad de observar de cerca y aproximarse un poco a la vida del lobo, no es difícil  llegar a la conclusión de que existen considerables  similitudes con el ser humano, tanto en sus prioridades como en su conducta animal. A mí personalmente es un animal que me fascina por diversas razones, fundamentalmente por su capacidad de adaptación al medio, por su inteligencia social y sobre todo por ese instinto de protección extrema que tiene a los suyos.  Fiel a su manada y cachorros y con un reflejo de supervivencia superior al de muchos animales de su especie.  Quien ha podido verlos de cerca y -observado su mirada- sabe de lo que hablo.

             Para el lobo, Canis lupus, la jerarquía, igual que para el hombre, tiene un papel primordial en el equilibrio de la manada. Ha sido y es, una especie que ha logrado adaptarse a los múltiples ámbitos de vida a lo largo de millones de años, vagando por la tierra y aclimatándose hasta encontrar un lugar óptimo para vivir.  El mito más común del lobo es que se trata de un animal muy peligroso, que ataca indiscriminadamente al hombre bajo cualquier circunstancia, pero no es así, el lobo, aunque depredador, es un animal desconfiado que rehuye del contacto con el ser humano. Nos tiene miedo y sólo atacaría en caso de verse amenazado.  Sin embargo es evidente que no es un animal dócil ni sumiso, por tanto, aunque el hombre manifieste su superioridad, éste no lo aceptaría como líder ni le obedecería a órdenes.  El ser humano es quien poco a poco se ha ido adueñando de su hábitat natural dificultándole la supervivencia, la construcción masiva en zonas rurales y de montaña han puesto en peligro de extinción a la especie.  El hecho de que el hombre entienda que los lobos son una pieza esencial en la naturaleza es parte del esfuerzo que existe en diversas asociaciones por protegerlos.

             El lobo vive en manadas llevando un estricto orden jerárquico dentro del grupo. El macho alfa, el líder, es el lobo más fuerte y el que cuenta con más privilegios en el grupo. También hay lobas alfa, defensoras y protectoras de sus cachorros y de los que considere parte de su manada. Éstas, más feroces que el lobo si es necesario. Suelen ser observadoras de todo lo que acontece a su alrededor, reservadas, pero marcando territorio ante los enemigos o cualquier depredador que amenaza su entorno. Ante una loba alfa, el enemigo, si aparece, debe actuar con cautela.

En Antequera, Málaga, en pleno corazón de Andalucía, existe un parque natural* único en el mundo, donde los lobos son criados en libertad y en circunstancias reales y naturales. De hecho, de no ser por este lugar, sería imposible observar esta especie en la naturaleza sin interferir en sus comportamientos innatos. Es un sitio que visito a menudo, no sólo por observar a los lobos, también para sentirme en contacto con la naturaleza  y pasear por aquel entorno tan salvaje. A fin de cuentas en nuestro día a día, estamos de algún modo rodeados de “lobos”, más feroces y dañinos que esta bella especie animal.

 

www.lobopark.com

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Faro de Roche

 

Faro de Roche

Faro de Roche

           Hay espacios naturales de nuestra geografía, todavía quedan algunos afortunadamente, que aún conservan su estado original.  Da gusto ver aquellos lugares  en donde el hombre, pese a que le gustaría, no ha conseguido poner su mano.  No sé ese empeño por cargarnos el medio ambiente, las costas, el campo, los paisajes infinitos, a cambio de edificaciones y de beneficios lucrativos. Qué modo tan distinto tenemos el ser humano de entender la vida, sin darnos cuenta que cuidar estos pequeños entornos es disfrutarlos y garantizar un legado de supervivencia para las generaciones venideras.

 

 

Puerto pesquero de Roche

Puerto pesquero de Roche

           En la costa de Cadiz, han conseguido de momento darle un respiro al medio ambiente. A escasos Kilometros de Conil y cerca del puerto pesquero, sin esperarlo me encontré un espacio protegido, un paraje natural de arbustos silvestres y olor a romero  y sobre sus acantilados una torre almenara, antigua torre vigía del siglo XVI de unos 20 metros de altura.  Es el faro de Roche.

Faro de Roche

Faro de Roche

          Desde allí, aparte de presenciar las más bellas puestas de sol, se tiene una amplia visión de la costa gaditana, desde el Cabo de Roche hasta Trafalgar.  El faro es una torre cuadrangular de color ocre, guardiana de secretos, de aventuras y batallas, testigo de naufragios, de navegantes y de almas viajeras. Los faros suelen estar en lugares elevados, visibles a los navegantes y algunos recónditos. Éste a su vez, está situado en un entorno natural rodeado de bosques de enebros y sabinas, palmitos, romero, camarinas y una gran variedad de especies herbáceas. Un lugar protegido todavía, pero en peligro, según me dijeron personas que viven en la zona debido al uso del suelo, programado como urbanizable para construir hoteles y viviendas. Si esto llegase a ocurrir sería una auténtica tragedia, perder ese paisaje de tantos beneficios medioambientales, en donde es posible disfrutar oyendo las bravas olas del Atlántico por un lado y los sonidos de la naturaleza por el otro.
Cabo de Roche

Cabo de Roche

FARO CABO ROCHE
10655
RED LITORAL DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE BAHIA DE CADIZ
Bahía de Cádiz
036 17,735N
006 8,398W
No
No

AIS SINTÉTICO

Datos Técnicos: Señal Luminosa

Faro
TORRE CUADRANGULAR OCRE
FARO
20
45
[(L 0 6 oc 3 4)3 veces]L 0 6 oc 11 4
GpD(4)
24.0
BLANCO
20.0
En servicio
 Nota:  Datos técnicos aportados a través de Puertos del Estado. Ministerio de Fomento. Gobierno de España.

El Arrecife de las Sirenas en el Cabo de Gata

 

Ulises y las sirenas

Ven Ulises; ven, héroe prodigioso; honra de Grecia; aquí detén tu nave y escucha nuestros cantos melodiosos. Jamás hubo mortal que a estas riberas llegase sin oir nuestros conciertos, y siempre salió de ellos hechizado.

...Cantaban y en mí ardían los deseos de oirlas más de cerca.  Con ahinco pedía que los lazos me soltaran….

                                                                                                                                      Canto XII de la Odisea.

         Según la mitología, las sirenas debieron ser criaturas fascinantes de gran belleza y poder de seducción.  Eran parecidas a las ninfas, vivían en el mar y sus cuerpos eran mitad mujer, mitad pájaros. Poseedoras de una inmensa dulzura y una voz celestial, con la cual atraían a los barcos y cuyos marineros embelesados por sus cantos melodiosos y bellezas, al acercarse hasta ellas morían ahogados en el mar.  Tan solo hubo un personaje capaz de soportar y no sucumbir al canto de las sirenas. Fue Ulises, que siguiendo los consejos de la diosa Circe, ordenó a los hombres que le acompañaban en la nave de vuelta a Ítaca, que se taponaran los oídos con cera para no escuchar sus voces, mientras que él se ató al mástil del barco para poder oírlas, con la única condición de que aunque se lo suplicase no le desataran del mástil nunca.

        Las sirenas seducían a todos los hombres con sus hechizantes voces, pero si alguno era capaz de oirlas y no sentir la fuerte atracción, ellas morirían. Una leyenda, a fin de cuentas, como tantas otras,  pero cargada de simbolismo y relacionada con la voluntad y la intención inamovible del ser humano ante las tentaciones.

         Cuando hace unos días, a través de una pequeña embarcación, pude contemplar de cerca el Arrecife de las Sirenas en el Cabo de Gata, junto al faro, quedé cautivada por ese maravilloso paisaje volcado en el mar; abrupto, arriscado, salvaje, con todas las tonalidades de azul en sus aguas rodeando las formaciones del arrecife que se elevan sobre el nivel del mar.  Auténticas chimeneas volcánicas que se formaron en el periodo terciario, hace más de 10 millones de años, y sometidos con el paso del tiempo a un lento proceso de erosión.

          Al parecer la zona estuvo antiguamente poblada de focas monjes, y los marineros confundían sus gritos con los temidos cantos de las sirenas evitando acercarse y pasar cerca de aquel lugar por miedo al choque de la embarcaciones con el arrecife.  No sabemos si algún navegante sucumbió en algún momento del viaje, a los sonidos cautivadores  que provenían de aquel bello lugar en el Cabo de Gata.

 

Arrecife volcánico

 

 

La Rosa de Jericó

   

    … Yo eché raíces en un Pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su herencia. Crecí como un cedro en el Líbano y como un ciprés en los montes del Hermón; crecí como una palmera en Engadí y como los rosales en Jericó; como un hermoso olivo en el valle….

 Libro del Eclesiástico. Elogio a la sabiduría. Capitulo 24. Versículo 14

         Cuenta la leyenda que cuando Jesús se retiró los 40 días al desierto, una rosa de Jericó le seguía arrastrada por los vientos y las tormentas de arena, deteniéndose siempre a sus pies. Al amanecer con la humedad del alba, las gotas de rocío acumuladas en sus ramas calmaban su sed.  Jesús agradecido por este hecho, la bendijo.

           Hace tan solo una semana, viendo un interesante documental sobre el desierto del Sáhara, descubrí la evolución de esta milenaria y enigmática planta. Me llamó la atención su nombre y decidí hacer una búsqueda. He encontrado de todo y se le atribuyen decenas de propiedades curativas, reparadoras, aplicaciones en cosmética, creencias esotéricas, etc… Existe también la convicción de que quien cuida y posee una rosa de Jericó atrae salud, amor, paz y bienestar en su entorno. Esto último, al parecer es una antigua tradición, ya que esta planta era transportada de Arabia como talismán de buena suerte y ventura.

Rosa de Jérico

          La rosa de Jericó (Anastatica hierochuntica), también conocida como planta de la resurrección, es una planta común y bien adaptada al desierto y zonas muy áridas, y se puede encontrar en el desierto del Sáhara, el de Arabia y en las inmediaciones del Mar Rojo. Tiene la propiedad de sobrevivir años y años de sequía, de aparentar que está muerta hasta periodos de 100 años y tras las lluvias volver a florecer, de ahí que también se la conozca como planta de la resurrección. Cuando está seca, sus largas ramas se enroscan hacia el interior, formando una bola que protege las semillas que guarda en su parte central.

                                         La rosa en el Sáhara

          Incluso en el Sáhara llueve, pocos días al año pero llueve, y eso es suficiente para que las plantas sobrevivan, siempre y cuando estén bien adaptadas. Sobre la ardiente arena del desierto, a 50º grados durante el día, esa bola de ramas secas al soplar el viento se desplaza, rodando entre las dunas para depositarse. Pero la rosa de Jérico necesita un “milagro” más.  Al llover, sus ramas y extremidades muertas absorben el agua y se abren en cuestión de minutos. En sólo unas horas los brotes pequeños asoman a la superficie y en pocas semanas florecen y producen sus propias semillas.

          Poco antes de que logren crecer, el sol las volverá a secar. Morirá de nuevo y permanecerá rodando por el desierto esperando de nuevo las lluvias. El ciclo se repetirá sucesivas veces. Incluso puede ser que pasen varias décadas hasta la nueva resurrección.  Enigmas y misterios de la naturaleza.                           

San Juan Bautista

Salomé con la cabeza del Bautista. Tiziano.

        “En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista”.  Mateo 11

            La Iglesia Católica celebra normalmente  la fiesta de los santos en el día de su muerte. En el caso de San Juan Bautista, se hace una excepción y se celebra el día de su  nacimiento, 24 de junio, seis meses antes de la Navidad. El evangelio narra como su madre Isabel, estaba embarazada de seis meses, cuando el ángel anunció a su prima, María, que sería la madre del Mesias.  También se conmemmora, el dia 29 de agosto, como la fecha del martirio por decapitación de Juan El Bautista por orden de Herodes Antipa, a través de la petición de venganza de su hija Salomé.

         Juan El Bautista, es conocido también como el precursor de Cristo, es decir, el enviado por Dios  para anunciar y preparar la llegada del Salvador. Cuando los judios enviaron a los sacerdotes de Jerusalén, para saber quién era, éste les respondió:

        “Yo no soy el Cristo, yo soy la voz de uno que clama en el desierto: enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaias”.    Juan 1:23.

            Hace exactamente diez meses visité la Basílica Católica de San Silvestro in Capite en Roma. Es un templo situado en la Piazza de San Silvestre, un lugar céntrico, cercano a la turística Fontana de Trevi, con lo cual tenía la impresión que aquel lugar estaría frecuentado por turistas. Para mi sorpresa no fue así. Tuve la suerte de llegar cuando quedaban pocos minutos para el cierre del templo y su sacerdote, muy amable, permitió que permaneciera un poco más de tiempo en su interior.

Interior del templo

             Lo primero que vi nada más entrar fue una iglesia barroca, rica en mármoles y dorados, con una profusa decoración artística, obras de arte, y una gran cúpula dorada. Como guiada, miré a mi izquierda, y vi a escasos metros una pequeña capilla en penumbra, a la cual pude acceder. Me dirigí hacia su entrada, y en ella encontré lo que esperaba, las reliquias de Juan El Bautista. No me detuve a pensar los numerosos lugares que se atribuyen tener dichas reliquias también, era un momento único, me encontraba a solo un metro de la cabeza de Juan El Bautista, y desde la fe y sin ella también, conmueve pensar que estaba junto a los restos de aquėl que bautizó a Jesúscristo, hace más de dos mil años.

Reliquias del Bautista

            El sacerdote me contó que la cabeza de Juan El Bautista llegó a Roma procedente de Grecia, y a su vez de Palestina, trasladada por un grupo de monjes en el año 1169.  Hasta allí acuden personas de todos los lugares de Europa a dejar flores, a rezar, a encender velas, a permanecer en silencio en su interior… yo dejé una vela encendida en  aquella pequeña capilla.

Vela junto a Juan El Bautista

Nota: Construida en el siglo VIII por el Papa Esteban III como un lugar sagrado para las reliquias de los santos y mártires de las Catacumbas, y restaurada por Inocencio III en 1200. Posteriormente se erigió el campanario románico. Es considerada la iglesia católica de los ingleses en Roma.

 

 

Campanario

 

Placa a la entrada de la Basílica

 

La leyenda de la Virgen de la Barquera

La leyenda de la Virgen de la Barquera

      Dicen que un lejano martes de Pascua, allá por la Edad Media, los marineros de esta pequeña localidad cántabra habían quedado para celebrar la Semana Santa junto al mar, cuando de pronto vieron una pequeña embarcación en la costa que no era reconocida por ellos, sin tripulación a bordo, ni velas, ni remos, tan solo a bordo una Virgen, la cual señalaba la dirección del viento a los marineros.  Desde entonces aquel lugar se convirtió en lugar de peregrinación de los habitantes de San Vicente de la Barquera.  En honor a ella y al milagro se construyó una capilla en la que se venera y rinde culto a la imagen de la Virgen de la Barquera.

       Este maravilloso lugar lo descubrí a finales de verano cuando realicé un viaje fugaz a Santander.  Me acerqué a esta pequeña población costera con la intención de conocer su Faro de Puntasilla, y mi sorpresa fue encontrarme camino del malecón y el rompeolas, con un pequeño y sencillo santuario situado  sobre una pequeña colina en la entrada del puerto. Rodeado de jardines cuidados, frondosos y coloristas se eleva esta capilla con espectaculares vistas al mar y a la ría de San Vicente.

       Es una pequeña edificación construida en piedra en el siglo XV en el mismo lugar donde dicen se apareció la Virgen.  Su entrada está formada por arcos de medio punto y en su interior alberga la imagen de la Virgen de la Barquera, patrona de la ciudad. Me sorprendió que en el centro de la nave se desprende del techo una especie de péndulo que sostiene una embarcación de color blanco.  Me contaron que los marineros del pueblo antes de salir a navegar pasan por la capilla, y dependiendo a donde se dirija el barco, en esa dirección navegan, a la vez que entonan una pequeña salve:

 “Nadie pase por aquí, sin recordar a María, diciendo de corazón, no me dejes madre mía”

 

Las leyendas sustentan todo tipo de historias alrededor de ellas, pero desde entonces el día 14 de Abril, celebran LaFolía, que es la fiesta de la Virgen, con una procesión por todo el pueblo con su imagen recorriendo las calles para finalizar  en el puerto, donde se la embarca  y es rodeada  por las demás embarcaciones, en una especie de cortejo.

Es un lugar con encanto. Los barcos al pasar cerca de la capilla hacen sonar las sirenas, en señal de saludo a la patrona y pidiendo protección en el mar.

El Caminito del Rey. Un sendero en el aire

El Caminito del Rey. Un sendero en el aire

Hace tan solo unos días me enviaron una foto y mi memoria volvió atrás unos años, bastantes ya, para qué engañarnos, y pensé el tiempo que había pasado desde entonces y los recuerdos me llevaron a un lugar maravilloso en la provincia de Málaga, como diría un amigo, a un lugar mágico.  Allí pasé unos días de acampada aquel verano con un grupo de amigos, todos muy jovenes, cuando se podía acampar libremente en los parques naturales con lo mínimo a cuestas y dispuestos a disfrutar del entorno.

                                              EL CAMINITO DEL REY

                                                                                                                 

Existen lugares en donde la Naturaleza de forma caprichosa dibuja paisajes increíbles, sublimes,  y en donde la mano del hombre da forma y nos regala espacios de incuestionable belleza.  El caminito del Rey es una senda colgada en las rocas y paredes verticales del desfiladero de los gaitanes , impresionante garganta por donde transcurre el río Gualdalhorce y situado en el municipio de El Chorro (Álora) pero abarca parte del término municipal de Ardales y Antequera en Málaga.

El sendero se inició a construir en 1901 porque la Sociedad Hidroelectrica del Chorro necesitaba un acceso entre “los saltos de agua” y de esta forma facilitar el paso de operarios y de transporte de mercancia para la realización de las obras del ferrocarril.

La inauguración de la obra  tuvo lugar el 21 de mayo de 1921 y hasta allí se desplazó el rey Alfonso XIII para inaugurarla recorriendo el camino en su totalidad.  Desde entonces los habitantes de la zona comenzaron a denominar el sendero como el “caminito del rey“.

Con una longitud de 3 Kms y a una distancia de 100 metros sobre el río, en algunos tramos llega a alcanzar  hasta los 400 metros de caída.

El voladizo situado en un entorno natural de gran belleza,  impresiona a cualquiera que lo visita porque conjuga dos paisajes distintos, de un lado las abruptas montañas y sierras y del otro lado el embalse que las rodea.  Con el paso de los años y como consecuencia del abandono y deterioro por falta de mantenimiento este camino es impracticable ya que carece de barandilla protectora y hay tramos en los que el suelo ha desaparecido y tan solo la viga suspendida es el único apoyo.

En el trayecto de AVE que comunica Málaga . Madrid y entre los tramos de túneles horadados en la montaña es perfectamente visible el voladizo que rodea el desfiladero y podemos disfrutar de impresionantes vistas.

 

 

 

 

 

                                                                                                                                             

Fascinados por ese imán inexplicable que alimenta el deseo de aventura, continuamente llegan hasta este lugar cientos de montañeros y alpinistas procedentes de todos los rincones de España.A pesar de ello y del peligro que representa son bastantes los excursionistas que han continuado realizando la escalada y el camino, lo cual ha propiciado bastantes accidentes en los últimos años,algunos mortales, por lo que en el año 2000 la Junta de Andalucia cerró el acceso con multas de elevada cuantía para aquellos que accedan a la zona.

El riesgo fascina a los aventureros quizás porque siempre nos seduce lo prohibido y atraídos por el vértigo y las emociones fuertes son capaces de colgarse en el vacío y alimentar la leyenda del que está considerado el camino más peligroso del mundo.

En el libro “El Chorro, cien años de historia” de Sebastián Lara se describe así la visita del rey:

“Después del almuerzo, bajo una lluvia torrencial, el Rey se dirigió a colocar la última piedra.  Para que el Rey fimara el acta de inauguración, se había previsto una mesa y un sillón labrados en la misma piedra usada en la construcción  del embalse.  Terminada la ceremonia, el Rey y sus acompañantes visitaron la presa del Gaitanejo, y atravesaron el Balcón de los Gaitanes, que se había adornado con una guirnalda sostenida por cuatro águilas disecadas, en la que se podía leer: “Al Rey”.  Alfonso XIII quedó tan impresionado por  el panorama que se divisaba desde allí que quiso fotografiarse para inmortalizar su paso por el lugar”.

El hombre en la Antártida

El hombre en la Antártida

       “Si una manera es mejor que otra, ello prueba que es el camino de la Naturaleza”

Si existe un lugar en el mundo que sueño con poder visitar algún día, ese lugar es la Antártida. Tengo la sensación de que el mundo allí se detiene, que nada de lo que aquí poseemos allí nos pertenece, y que la percepción cromática que tenemos del planeta en aquel lugar es solo blanca.  La historia de la Antártida podría ser igual que la de cualquier otro continente de la tierra pero su inaccesibilidad y sus condiciones clímáticas han hecho que quedara excluida de la ocupación del hombre.  Mientras que  la vida en el planeta ha avanzado en la evolución humana, cultural y social, la Antártida ha permanecido alejada de la huella del hombre y por tanto de todos los conflictos en la historia de la humanidad por establecer fronteras.

Es ejemplar encontrar un rincón en la tierra donde de manera armoniosa todo ha evolucionado hacia el equilibrio lejos de los intereses del mundo y a salvo de todo lo que no sea propio de la naturaleza. La Antártida es un lugar distinto en el planeta, su misterio nos resulta atractivo al ser humano porque es inaccesible e impenetrable.  Los mecanismos de defensa naturales que emplea para protegerse son tan complejos de descifrar que supone una garantia de futuro y conservación en la tierra.

Hace tan solo diez días, el “Hespérides” el buque oceanográfico  español preparado para realizar investigaciones científicas en todos los mares y océanos del planeta zarpó del muelle Don Juán de Borbón en Cartagena con destino al Polo Sur, con el  objetivo de poner en práctica la Campaña Antártica Española 2012-2013.  Se prevee que la expedición llegará a la ciudad de Mar de Plata (Argentina) y a la Punta Arenas (Chile) a mediados de diciembre próximo. En ellas realizará dos escalas técnicas para luego zarpar con destino a la Antártida en donde permanecerán hasta mayo del 2013.

Durante estos meses desarrollará proyectos de investigación que abarcará vulcanología, sismología, glaciología, geología, biología marina, cambio climático y el impacto de la actividad humana en la Antártida.  La mayor parte del tiempo coincidiendo con el verano austral establecerán su centro de investigación en las Bases Antárticas Españolas, Juan Carlos I en la Isla de Livingston y gestionada por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y la base “Gabriel de Castilla” en Isla Decepción gestionada por el ejercito de tierra, para luego continuar en las Islas Shetland del Sur y el Estrecho de Bransfield.

Se han cumplido ahora los 25 años que un grupo de expedicionarios españoles  instalaran la primera base para pasar allí los meses del verano antártico, desde entonces ya sea en proyectos científicos,  programas de investigación o seguimiento de los efectos del denominado cambio climático el contacto con la Antártida desde España nunca se ha perdido.

 El 1 de diciembre de 1959, doce países firmaron en Washington el Tratado Antártico que entró en vigencia el 23 de junio de 1961. Desde su entrada en vigor, 50 paises lo han firmado de los cuales 28 son Parte Consultiva (miembros de pleno derecho con voz y voto).  España se adhirió en 1982, y fue admitida como Parte Consultiva en 1988.

Solo el tiempo nos dirá las repercusiones que la depredación humana dejarán en el planeta, las consecuencias de este lento exterminio que el hombre se han empeñado en ejecutar, yo solo espero y deseo que estemos a tiempo de considerar el respeto a la vida natural.

La Puerta del Paraiso restaurada y expuesta.

Trás 27 años de restauración, La Puerta del Paraiso ha vuelto a exhibirse, esta vez en el Museo dell’Opera del Duomo en Florencia.  Considerada para muchos una de las obras maestras del Renacimiento y de las más valiosas de la historia del arte. Con 5,20 metros de altura, 3 metros de largo, 11 centimentros de grosor y 8 toneladas luce totalmente restaurada y ha devuelto el esplendor a los 10 paneles de bronce y oro  tras los graves daños sufridos en las inundaciones de Florencia de 1966 y por las inclemencias meteorológicas de los últimos siglos.

Su autor fue Lorenzo Ghiberti que comenzó su construcción en 1452 para concluirla 25 años después.  Compuesta de diez paneles con imágenes del Antiguo Testamento (Adan Y Eva, Caín y Abel, Noé, Abrahán, Moises…) alguno de estos paneles con más de cien figuras representadas. Miguel Angel al contemplarla una vez finalizada en el Baptisterio de San Giovanni (frente a la Catedral de Florencia) exclamó:  “Es tan bella que tendría que estar colocada en la puerta del paraíso”. También Vasari, arquitecto del Palacio de los Uffizi declaraba que “es la obra de arte más fina jamás creada”

Actualmente una réplica exacta de la puerta ocupa la denominada Puerta Este del Baptisterio. ( La reflejo en la fotografía inferior).

http://enmiscriptorium.wordpress.com/2012/11/16/miguel-angel-dejo-mensajes-prohibidos-en-la-capilla-sixtina/

El Teatro Romano de Málaga: Más de 2000 años de Historia.

El Teatro Romano de Málaga: Más de 2000 años de Historia.

Teatro Romano de Málaga

Situación Histórica

           El origen de la ciudad de Málaga podemos ubicarlo geográficamente en lo que conocemos en la actualidad como Colina de la Alcazaba.  Las investigaciones recientes han arrojado luz sobre la disposición de aquel poblado primitivo que, de forma aterrazada, partía desde la cima hasta la ladera de dicha colina.  En el siglo VII, en la desembocadura del río Gualdalhorce, la colonia Malaka es fundada por los fenicios.  Comenzó por parte de estos comerciantes una búsqueda de las riquezas naturales de la región, entre las que destacaron las industrias pesqueras y los salazones.

           En el siglo VI a. de C. se construyó un significativo recinto amurallado, que abarcaba toda la zona habitada por los fenicios, y posteriormente en el siglo III a de C. los romanos llegaron a esta tierra para luchar contra los cartagineses.  La victoria romana supuso una presencia definitiva en la ciudad de Málaga, en la cual se instalaron, ocupando la zona más relevante y estratégica localizada en los alrededores de la colina de la Alcazaba.

El Teatro Romano

          El teatro romano de Málaga es una obra considerada de los primeros años del reinado de Augusto, como prueban las últimas excavaciones, cuando Málaga formó parte de la provincia romana de Hispania Ulterior, aunque reconstruido varias veces en periodos posteriores de la historia.  El teatro se ubica en un solar junto al foro de la ciudad, que entonces abarcaba las proximidades de la Catedral de Málaga, Calle Cister, y Sta. María.

            Su construcción es mixta; por un lado aprovecha parte de la ladera de la colina de la Alcazaba y por la otra crea además, una terraza artificial para apoyar las gradationes (gradas).  Sobre el último de los cuerpos del graderío suele disponerse un pórtico, lugar destinado a albergar estatuas dedicadas al culto de los emperadores.  Las gradas más bajas y próximas al escenario estaban destinadas al asiento de los personajes más ilustres de la ciudad.

           La orchestra flanqueada por ambos aditus (entradas) mantiene el suelo de placas en excelentes condiciones de conservación y tres escalones de mármol para la ubicación de sillones pétreos de los que se ha localizado uno.  En estos sillones se acomodaba la nobleza que contaba con accesos de uso reservado. Delante el proscaenium, escenario elevado, donde se llevaban a cabo las representaciones teatrales, ligadas a las festividades religiosas.  Es de forma rectangular.  También se conservan las rejillas de mármol que servían para drenar el agua procedente de los desagues de las gradas.  Estas gradas se cubrian por un velum, toldo sostenido en sus extremos por mástiles, apoyados a su vez en grandes piedras horadadas situadas en los muros exteriores del teatro.

Varios usos

         A finales del siglo III d.C. el teatro dejó de usarse, y se destinó a otras actividades sobre todo industriales.  Entre los siglos V y VI toda la zona se convierte en un cementerio y las tumbas de rito cristiano se extienden por toda la calle Alcazabilla.  La llegada de otras civilizaciones y el paso del tiempo contribuyeron a su ruina y permaneció enterrado durante siglos.  Hasta principios del siglo XIX el espacio donde se asienta el actual Teatro Romano de Málaga se encontraba oculto, debido a construcciones de viviendas que llegaban hasta el pie de las murallas de la Alcazaba. En 1922 la calle se abre al tráfico rodado, y al realizar demoliciones en la zona, comienzan a descubrirse los primeros restos del Teatro.  Junto a estos restos se construye la Casa de la Cultura. Fue en junio de 1951 cuando se realizaron trabajos destinados a ajardinar la entrada,  cuyas obras permitieron dejar a la luz la joya arquitectónica. De esta forma surguieron los restos de una monumental construcción de sillares que, en un primer momento se creyó era una de las puertas de la ciudad romana de Málaga.

      En 1995 es derribada definitivamente la Casa de la Cultura de la ciudad y desde entonces se suceden distintas campañas de investigación arqueológica, de restauración y consolidación del monumento histórico, considerado el espacio escénico más antiguo de la ciudad.  Actualmente existe el proyecto de dar uso cultural al teatro, que no sea un espacio meramente monumental y celebrar espectáculos sobre su escenario.

El Teatro Romano de Málaga es semejante a otros teatros como los de Itálica (Sevilla), Acinipo(Ronda, Málaga) o Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz).

Jardines de la Alcazaba en Málaga:  http://www.enmiscriptorium.com/?p=2353

El cielo se torna rosa.  Reserva natural laguna de Fuente de Piedra.

El cielo se torna rosa. Reserva natural laguna de Fuente de Piedra.

Al norte de la provincia de Málaga, entre campos de olivos y en pleno corazón de Andalucia se extiende la Laguna de Fuente de Piedra, un espacio privilegiado para la vida animal. Considerado uno de los humedales más importantes de España y el de mayor extensión de Andalucia.  Acudir y perderse en este lugar es activar todos los sentidos, desde el sonido de las aves sobrevolando la laguna, el olor a salitre, y la visión incomparable del manto rosa que podemos observar desde cualquier lugar de aquel paraje.

Los flamencos merodean y sobrevuelan la laguna durante los primeros meses del año, pero es en el mes de Marzo cuando comenzarán a llegar desde cualquier lugar del mundo. En Africa  se encuentran las mayores concentraciones de estas aves.

                                                                                                                                 

El vuelo

El vuelo de los flamencos es muy caracteristico.  Se agrupan en extensos bandos formados por miles de ellos, que unidos cubren el horizonte y nos regalan una visión rosacea del cielo, convirtiendo ese ritual en un espectáculo natural, quizás de los más bellos del mundo de las aves.  Es difícil ver a los flamencos en solitario, como ave gregaria tiende a agruparse en colonias para sentirse bien y protegidos.  Son aves reacias a volar en solitario y si te acercas a ellas, notan tu presencia rapidamente y se alejan andando, no levantan el vuelo, es curioso observar como corren por el agua de la laguna batiendo sus alas para buscar un lugar entre el grupo.

Este año 2013, las condiciones de la laguna se han presentado óptimas debido a que el agua acumulada presenta una altura de 50 centímetros, lo que ha facilitado la agrupación de la que está considerada una de las mayores colonias del mundo.

Reproducción

Todos los años a partir de marzo, cuando las temperaturas se elevan un poco más, se concentran miles de flamencos en Fuente de Piedra para el ritual de apareamiento.  Observar el cortejo de este tipo de aves requiere imaginación para ir desgranando todos los pasos de la ceremonia.  Con el cuello estirado, cientos de ellos abriendo sus alas, mostrando la vistosidad de su plumaje de color rosado, a veces rojizo, los flamencos comienzan el cortejo.  Son los preliminares al inicio de la reproducción.  Construyen un nido de barro extraido del humedal y efectuan la puesta, que suele ser de dos huevos, la incubación suele durar treinta días.  Una vez que el pollo, como se denomina a la cría de flamenco ha crecido, tiene lugar otro de los acontecimientos medioambientales más significativos, es el anillamiento de los flamencos, que se realiza durante los meses de verano.

                                                                                                                                

Al amanecer se rodea la laguna para hacer un cerco sobre las aves y acorralar a las crías.  Cuando son capturadas se realizan medidas de peso, longitud, y otras pruebas antes de la colocación de la anilla que las identificará de por vida.

Notas de interés

El año 2011 nacieron unos 9000 pollos en Fuente de Piedra con la llegada de las 12.000 parejas de flamencos.  A pesar de las excelentes condiciones del humedal esta ave está en riesgo por sufrir la depredación natural, tanto por subida de agua, robo de huevos por animales depredadores, rotura de estos huevos por el calor y la artificial causada por el vertido de tóxicos que envenenan el agua, la persecución humana y sobre todo el ruido al que el flamenco es tan sensible.

Para el visitante existe un centro de interpretación de la naturaleza, conocido como “centro de visitantes” en donde existe una amplia exposición sobre el espacio natural que supone la laguna.  Bordearla nos llevará una tres horas que mereceran la pena porque disfrutamos de la naturaleza y nos permitirá captar la intensidad de la vida animal que habita en un lugar salvaje como éste y que sirve de refugio para los flamencos.

Asturias, el “Paraíso Natural”

Descubrir un lugar apartado del mundo sin salir de España, huir del tópico de verano asociado a playa, de las aglomeraciones de turistas buscando el sol, la noche y su madrugada, es posible.  El pasado verano encontré ese lugar en el norte de España.  Asturias es pequeña en extensión si la comparamos con otras comunidades pero infinita en paisajes, colores y sensaciones. La región se caracteriza por la gran variedad orográfica, en donde conviven la Cordillera Cantábrica con su extensa costa en donde se suceden los acantilados y las interminables playas, pero si algo llamó la atención cuando llegué es el predominio del color verde, bosques, árboles, laderas se simultaneaban en la mirada, no encontraré nunca un lugar tan especial, con tantos contrastes, un pequeño paraíso natural a nuestro alcance.

RIBADESELLA

Cualquier rincón de Asturias es maravilloso, pero elegí este lugar por su ubicación. Además de sus paisajes me ofrecía la posibilidad de la costa, bañada por el Cantabrico y también por la montaña, situada en una ladera que desemboca en el mar, donde pasear es una delicia.  Ribadesella reune ese aire de ciudad bien conservada del norte. En su paseo marítimo las edificaciones de impresionantes palacetes construidos a principios del siglo XX, con aspecto de casas antiguas abandonadas contrastan con la sencillez del paisaje, y con esa distribución tan particular de la ciudad que el río Sella la divide en dos. La parte antigua es pequeña y facilmente transitable, el paseo marítimo se prolonga hasta las faldas del monte Corberu, desde su cima ofrece vistas espectaulares del Cantabrico por un lado y de la costa de Ribadesella por el otro.

DESCENSO DEL SELLA EN CANOA. PLAYA DE RODILES. VILLAVICIOSA.

Sin duda, los más aventureros, los amantes del riesgo y de la adrenalina, van a encontrar su hueco.  Asturias me ofreció la posibilidad de vivir una experiencia única, divertida e inolvidable junto a mi familia. Descender en canoa por el río Sella, serpentear los rápidos, salvar obstáculos, remar, sentir el agua fría, tiene un valor añadido en aquel lugar.  El paisaje que contemplas mientras desciendes es salvaje, naturaleza en estado puro, los picos de Europa tan cerca te rodean, mientras las imágenes se van sucediendo a cada golpe de agua.  El recorrido consta de 15 kilometros, desde el puente de San Román, en Llóvio, pero si vas con n iños hay una opción más cómoda y es que puedes realizar tan solo el primer tramo de 7 kilometros con salida en Toraño.  Si alguien está pensando conocer Asturias no puede volver sin haber realizado el descenso del Sella, o se arrepentirá.

              Y como esta tierra ofrece todas las opciones, si buscas la soledad, un lugar donde solo el ruido de las olas te perturbe, acércate a la Playa de Rodiles. Perderte en ella es fácil por su inmensidad, de fina arena blanca, el mar revuelto casi siempre y rodeada de montañas que se adentran en el mar.  Lejos de haber sido atropellada por el desarrollo urbano de la zona, conserva ese paisaje mezcla entre misterio y sosiego.  El encanto de este lugar es añadido porque en ella desemboca la ría de Villaviciosa, uno de los mayores estuarios de la costa asturiana.  Esta ría aporta sus aguas fluviales al Cantabrico y es todo un espectáculo contemplar la entrada de la ría en el revuelto mar.  Villaviciosa es una pequeña localidad cercana a esta playa con un completísimo repertorio de Arte Románico, la villa está declarada conjunto Histórico Artísitico, y no dejeis de probar la sidra en lugares típicos de la ciudad y conocer la fabrica y bodegas de la famosa sidra El Gaitero.

LA ASTURIAS VERDE

 Seguimos con la ruta y me dirijo hacia la primera capital Asturiana, Cangas de Onís. donde está situado el monumento prerrománico más antiguo de Asturias, la capilla de Santa Cruz, construida en el año 737, para guardar la cruz de madera, que según cuenta la tradición enarboló el rey pelayo en la batalla de Covadonga.  Merece la pena visitar también el puente romano a la entrada de la localidad, aunque su construcción es medieval está elevado sobre la estructura de una edificación anterior de la época romana.  Más arriba me dirijo hacia la cuna de la Reconquista y el verdadero símbolo asturiano, es lugar es Covadonga, cargado de simbolismos, un lugar mágico.  Está situado en una montaña sagrada en la cuál, cuentan que vivía un ermitaño dedicado a la contemplación.  El entrono natural de Covadonga está formado por la santa cueva con la imagen en su interior de la Virgen de Covadonga (la santina), la colegiata, y la imponente Basílica, todos ellos considerados Monumento Nacional.  En el interior de la cueva se conserva el sepulcro de Don Pelayo, el primer monarca asturiano.

 

                                                                                                                                             

Si continuamos nuestra ruta hacia arriba podremos llegar a rozar el cielo cuando nuestros ojos descubran la belleza de los Picos de Europa, que al parecer deben su nombre a que sus cumbres eran las primeras que divisabn los navegantes al regresar de America.  Las caracteristicas abruptas del terreno y su difícil acceso han facilitado también su mantenimiento y que la invasión humana np haya dejado su huella de destrucción en el entorno.  Todo el parque nacional tiene un bellisimo paisaje modelado por llanuras y vegas y enmarcado alrededor por los lagos Enol y Ercina.  Puede ofrecer diversas posibilidades para disfrutar de la naturaleza, dependiendo de la estación del año.  En verano es muy apetecible porque el clima es fresco, saludable y puedes tener la suerte de encontrarte un mar de nubes cubriendo la totalidad de los valles.

OVIEDO

 La capital del Principado de Asturias es una ciudad moderna que invita a pasear y poder descubrir de cerca todos sus rincones, que son innumerables, sobre todo en el casco antiguo.   Perfectamente cuidada y limpia descubrí una ciudad diferente preocupada por enfatizar el caracter histórico en cada uno de sus edificios, en su mayoria rehabilitados.  El centro es peatonal, transitable, antiguo, señorial, una mirada al pasado.  La plaza de la catedral presidida por la torre de su basílica es un espacio abierto, amplio, desde donde contemplamos el Palacio de Valdecárzana, del sigloXVII (allí estuvo emplazado el conocido casino de la Regenta).  Esta zona es un regreso al Oviedo que “Clarín” nos descubrió en su novela. Destacar la belleza de sus calles Cimadevilla y la Magdalena, llenas de cafés, comercios y pequeños establecimientos con productos típicos de la zona.  El fontán, la plaza Daoiz y Velarde, lugares emblematicos del oviedo histórico, evocadores del pasado.

               No puedo obviar las joyas artísticas del prerromanico asturiano, Sta. Maria del Naranco y San Miguel de Lillo, ambas declaradas por la Unesco Patrimonio de la humanidad.

Visitas a ciudades recomendadas: Oviedo, Gijón, Avilés.

Poblaciones costeras: Ribadesella, Lastres, Llanes, Luarca, Villaviciosa, Colunga,Cudillero.

Poblaciones de interior:Cangas de Onís, Arriondas, Cabrales, Covadonga, etc…

Para hacer el descenso del sella, dirigirse a la localidad de Arriondas, allí numerosas empresas ofrecen este servicio, dotadas de equipaciones.