Tendremos primavera Vaticana

A efectos de sucesión, renunciar como ha hecho Benedicto XVI, lejos de haber sorprendido al mundo católico es como si el Papa hubiese muerto. Joseph Ratzinger ha puesto al Vaticano en la más sonora encrucijada de los últimos siglos.  Al romper tajante su vinculación con la silla de Pedro, la iglesia actual ha quedado gobernada por el colegio de cardenales y en el transcurso de un mes el cónclave tendrá que elegir al nuevo pontífice de la Iglesia Católica.

Hasta ese momento el Cardenal Camarlengo se encarga de dirigir y preparar el cónclave que estará formado por los cardenales que no hayan cumplido los 80 años.  El abanico es amplio, son alrededor de 120, aunque no todos estarán preparados para ello.  Para lo cual desde el próximo jueves 28 de febrero, los cardenales vivirán en territorio vaticano alejados del mundanal ruido y de todo contacto con el exterior.  Dicho cónclave tendrá lugar en la Capilla Sixtina del Palacio Apostólico Vaticano, sede del máximo poder de la Iglesia Católica.

Pero volviendo a Benedicto XVI,  hace unos días en las redes sociales  leyendo los últimos tweets relacionados con su renuncia la inmensa mayoría eran humillantes, injuriosos y ofensivos.  Tachaban al Papa de todo tipo de calificativos sin precedentes, todos ellos por supuesto anónimos. Me preguntaba si los mismos que los escribían lo harían de forma tan contundente también hacia otros líderes políticos y religiosos y si tomaban con tanta vehemencia otros asuntos cotidianos que podría enumerar de sobra conocidos por todos. Me expreso desde la objetividad, no arrastrada por simpatías por la devoción o la fe, podré estar de acuerdo o en desacuerdo con lo que ocurre en la Iglesia Católica pero es irrebatible que Ratzinger, el hombre, ese con el que se han cebado sin escrúpulos aquellos que nunca leyeron nada sobre él,  posee una amplitud de conocimientos teológicos como pocos hemos conocido y  cuyos libros son tratados de filosofía, antropología y humanismo.

He rescatado una cita en uno de sus libros que he leído recientemente, es un pensamiento relacionado con la situación del creyente y del no creyente en la actualidad

“…el creyente de hoy se encuentra amarrado a una cruz, pero esa cruz no se encuentra amarrada a nada.  No obstante, el creyente está convencido de que ese madero al cual está “atado” es más fuerte que toda la nada que circunda la cruz… la fe está siempre amenazada de caer en la duda, y la duda en la nada, es el vacío del alma, la “nausea” de Sartre.  Nadie podemos escapar completamente a la duda”

Si observamos este texto no podemos pensar solo en religión y teología, en esas líneas como en casi todo el libro evoca el pensamiento de Platón, los textos de San Agustín, e incluso la filosofía moderna de Descartes, y sin embargo esto lo escribió ese hombre que probablemente cansado de las vestiduras recamadas y con algunas dudas sobre su propia fe ha tomado la decisión de marcharse, de retirarse a escribir el tiempo que le quede de vida y huir de las críticas, de las rigideces y de todo lo que ocurría bajo el solio de Pedro.  Resulta un consuelo oir que se marchaba alguien que está en la cúspide, en lo más alto del escalafón argumentando que ya no le quedaban fuerzas para seguir adelante al frente de la Curia Vaticana, y no es lo habitual, hoy todos quieren mantenerse en el sillón pese a quien pese.

Lo inalcanzable

 

“En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo desusado a mi fantasía como la luz apacible y desmayada de la luna”      Gustavo Adolfo Bécquer

 

                Quién no ha soñado alguna vez contemplado la luna.  Quién no se ha propuesto un cambio, un reto, un objetivo tal vez.  Cambiar, evolucionar, modificar algo es un desafío continuo que nos proponemos para llevar a cabo un sueño.  En el camino nos habremos dejado la piel, la paciencia, y tal vez las lágrimas. Cambiar es abrir la puerta de par en par a una nueva vida. Perseverar, mantener  la esperanza, vivir con ilusión y esperar, siempre supe que trás el esfuerzo continuo estaría el resultado.

                La vida es de aquellos que se levantan tras caer una y otra vez, de quienes estén dispuestos a permanecer, a ponerse una meta, a no alcanzarla  y comenzar de nuevo. A no dejarse vencer ni conformarse. Un buen día después de todo el esfuerzo, cuando menos lo esperas llega la recompensa.

              No desfalleceré nunca por inalcanzable que parezcan mi sueños.  Cuando leí este breve cuento de Alejandro Jodorowsky  pensé en todo lo anterior.

“Un arquero quiso cazar la Luna. Noche tras noche, sin descansar, lanzó sus flechas hacia el astro. Los vecinos comenzaron a burlarse de él. Inmutable, siguió lanzando sus flechas. Nunca cazó la Luna, pero se convirtió en el mejor arquero del mundo”

 

 

Buenas noches Málaga.

Buenas noches Málaga.

Alcazaba y Teatro Romano de Málaga

                 Málaga cuenta con una intensa vida nocturna durante todo el año especialmente cuando la Semana Santa está próxima.  A solo un mes de esta tradicional semana la ciudad cobra vida y pasear por Málaga de noche resulta muy agradable pese al frío.   Todo el centro histórico ha cambiado, la peatonalización de sus principales calles le ha devuelto el esplendor que el tráfico rodado le arrebató.

              Cualquier noche el centro de la ciudad está concurrido, pero especialmente desde la noche del jueves al domingo la zona del centro histórico goza de una autentica vida nocturna. Un centro de Málaga animado, pujante, moderno, repleto de bares de tapas y restaurantes,  locales de copas con música en directo,  incluso lugares para bailar, con una oferta gastronómica inmensa, como nunca hubo en la capital, teniendo en cuenta la crisis económica nuestra ciudad es una ciudad productiva, sus habitantes saben disfrutarla y vivirla a pesar   de la situación actual.

                  Para los más bohemios o los no tan jovenes, entre la Plaza de la Merced y el Palacio de la Aduana habrá seguro algún rincón que les gustará.  Allí estuvimos en la calle Alcazabilla, única en la ciudad porque reune en ella toda la historia de la ciudad y el peso de la cultura malacitana.  En ella se concentra la Málaga fenicia, romana y musulmana. Desde  la terraza de uno de estos locales pude realizar estas magnificas fotografías…

San Valentín, tradicción y consumismo.

San Valentín, tradicción y consumismo.

San Valentín

Para buscar el origen de San Valentín nos situaremos en la última decada del siglo III, la era de los mártires en Roma, cuando el cristianismo se expandía por todo el Imperio Romano  pese a los numerosos intentos de acabar con la fe cristiana.  Durante el reinado del emperador Claudio II, Valentín fue un sacerdote romano cuya personalidad, virtudes y caridad hacia los pobres le habían hecho merecedor de la máxima veneración por parte de cristianos y de algún que otro pagano.

Adquirió tal fama en el imperio que hasta el mismo emperador quiso conocerle, y éste empleó el encuentro para interceder en favor de la fe y de los cristianos ante el abuso y hostigamiento por parte del imperio.  Cuando el emperador intentó persuadirlo de su “fanatismo” hacia la Iglesia, Valentín añadió: «Si conocierais, señor, el don de Dios, y quién es Aquel a quien yo adoro, os tendríais por feliz en reconocer a tan soberano dueño, y abjurando del culto de los falsos dioses adoraríais conmigo al solo Dios verdadero».

Claudio II temeroso de su fe y de que éste levantara al pueblo de Roma en su contra, ordenó que fuese juzgado según la ley. Fue encarcelado, torturado y finalmente degollado.

¿Pero porqué se le relaciona con el amor humano? Existen numerosas leyendas e historias al respecto, pero parece ser que el mismo emperador Claudio II prohibió los matrimonios de soldados jovenes, por afirmar que si estos permanecían en soltería y sin familia serían mejores soldados.  San Valentín  celebraba estos matrimonios en secreto, de ahí que su nombre haya quedado vinculado al patrón de los enamorados.

Lejos de esta historia y de la tradición hoy en el día de San Valentín nos encontramos sumidos en un consumo irracional, abrumados de campañas publicitarias que nos adoctrinan en la forma de  transmitir los valores relacionados con el amor.  Ofertas de todo tipo, para los que quieren o pueden gastar mucho, o incluso los que no pueden permitirselo, el caso es comprar. Pero comprar qué, acaso el amor se puede comprar, acaso se mide con el lujo o con la ostentación de un regalo, yo pensaba que se medía con palabras, con besos, con complicidad, con ternura, con respeto, con…. de qué vale una joya de oro blanco si lo básico, el repeto mutuo desapareció hace tiempo me contaba el otro día una amiga, en su caso. Y llevaba razón.

Yo no recibiré joyas, ni lujos, ni los necesito tan siquiera, yo recibiré lo otro, lo que no se puede comprar con dinero.  Aunque a decir verdad aceptaré con gusto  rosas amarillas que son mi debilidad.

Los jardines de la Alcazaba en Málaga

Los jardines de la Alcazaba en Málaga

Alcazaba y Teatro Romano de Málaga

Málaga es una ciudad bellísima para pasear, para disfrutarla andando, para recorrerla y descubrirla.  Es una capital con un legado cultural inmenso, con riqueza histórica y artística, cuna de pintores, escultores, y artistas que han llevado su nombre a todo el mundo.  Siempre hay diferentes maneras de conocer una ciudad, estudiandola a través de los libros, de sus personajes, de su evolución, o también, paseándola y dejandose atrapar por su vida, su gente y su encanto.  Eso es lo que le ocurre a la ciudad que me vió nacer.

Si hay un lugar especial para mi en Málaga, éstos son los aledaños y jardines del Teatro Romano y la Alcazaba.  Su entorno privilegiado, rodeado de tanta historia, tradición y cultura convierten a esta ciudad en lo que es, una reliquia, la Málaga antigua,  o ciudad romana.

Teatro Romano

Cualquier mañana soleada en nuestra ciudad invita a pasear por calle Alcazabilla, y disfrutar de la impresionante vista de la Alcazaba, en la ladera de la colina que lleva su nombre, a cuyos pies emerge el teatro romano de Málaga.  Fue éste un teatro de dimensiones medias, pues la Málaga romana nunca fue demasiado populosa, según consta en la historia de la ciudad.  Trás su reconstrucción, su escena ha servido para la celebración del Festival de Teatro Greco-Latino desde 1959 hasta 1884, actividad que ahora pretenden recuperar.

Dominando el teatro romano, se encuentra el más importante testimonio arquitectónico conservado de la ciudad, La Alcazaba, fortificación palaciega de la época musulmana construida sobre otra anterior de origen fenicio, en cuya cumbre se encuentra el castillo de Gibralfaro protegido por el monte Gibralfaro y por el mar. Hace unos años se construyó una nueva puerta de acceso situada en la parte posterior del ayuntamiento de la ciudad.  Por ella y a través de un tunel nos conduce hasta el punto donde podremos tomar el ascensor que nos llevará hasta la torre más alta , en el interior de los palacios.  Desde allí es posible disfrutar de las vistas más impresionantes de la ciudad.

Centro de Interpretación

Recientemente se ha construido en lo que anteriormente fue la Casa de la Cultura, el Centro de Interpretación, en donde  los visitantes podrán conocer la historia, la vida y el entorno del Teatro Romano.  El acceso es libre, y en su interior hay contenidos relacionados con los hallazgos arqueológicos, proyecciones audiovisuales, exposiciones y un recorrido visual por el Mediterraneo y la Málaga Romana.

Enlace:  http://www.enmiscriptorium.com/?p=161

¿Puede dimitir Benedicto XVI ?

¿Puede dimitir Benedicto XVI ?

Benedicto XVI

            Tengo que admitir que aunque la noticia me creó confusion en un primer momento como a todo el mundo,  no me ha sorprendido demasiado.  Hace tan solo una semana, viendo unas imágenes en el interior de la Basílica de San Pedro durante una ceremonia oficiada por Benedicto XVI, pude comprobar que su aparente estado de salud era más que lamentable, y que para acceder hasta el altar principal de la Basílica, situado sobre la tumba del Apostol y bajo el baldaquino de Bernini, el papa precisó de cinco personas para ayudarle a subir los dos peldaños que lo separaban  de éste y para que le auxiliaran durante toda la celebración.

             Ocurre que desde su elección, bien por su edad avanzada, o por su idiosincracia como cardenal de la Curia romana, nunca fue un papa que despertara iguales simpatías que su antecesor Juan Pablo II,  al que estuvo muy unido durante su pontificado.  Habitual de la discrección y del misticismo, era de los pocos  elegidos que se reunía semanalmente con el pontífice para debatir sobre la Iglesia de Roma, eso imprime  sello pero no fue suficiente para  complacer al mundo católico y no católico como lo hizo su predecesor. Quizás no pasará a la historia por haber potenciado la revolución dentro de la propia iglesia, ni por su empatía, ni por llevar el cristianismo a lo largo y ancho del mundo, de lo contrario sus ocho años como testigo de San Pedro se han visto salpicados de todo tipo de escandalos. La punta del iceberg fue en 2010 al admitir la actuación “insuficiente” del Vaticano hacia los casos de pederastia denunciados y reconoció que se trató de actos repugnantes y criminales  que dañaron a las personas y a  la imagen de la Iglesia en el mundo; actos por los cuales los sacerdotes “deberán responder ante Dios y los tribunales debidamente constituidos”. Ratzinger  actuó con firmeza contra todo “los demonios” de su papado condenando este tipo de practicas repulsivas y procesó sin piedad a cientos de curas en el mundo.

                 Quizás como un vaticinio de su propio pontificado o un deseo oculto de marcharse a corto plazo, cuando en 2010 publicó “Luz del Mundo” ya afirmó que el papa podría dimitir cuando considerara que no se encuentra con sus capacidades físicas y mentales adecuadas para el cargo electo, y si el peligro acecha entonces no podría huir.  Y el peligro ha acechado durante estos años en las dependencias internas del palacio, escandalos y filtraciones han debilitado sus múltiples problemas de salud, pero a nadie se le escapa el difícil cometido como máximo representante de la iglesia católica de luchar contra la pederastia en el seno de la iglesia. Su elocuencia entonces, se cumple hoy.

               La noticia ha causado revuelo en el mundo entero porque nadie esperaba una renuncia en la Sede Vaticana,  y mucho menos hacerla pública dejando atrás a toda la Curia.  El propio cardenal que le acompañaba exclamó al oir  la noticia es un rayo en cielo sereno.  Lo lógico hubiese sido verlo morir en el interior del Vaticano, teniendo en cuenta la esperanza de vida média y los adecuados cuidados sanitarios que recibe.  Él apeló al cansancio y la imposibilidad de mantener las funciones de papa.

              A mi juicio ha sido valiente renunciando al cargo y de la forma que lo ha hecho. Veremos qué ocurre, es un hecho sin precedentes.  Hacía seis siglos que no ocurría algo similar, cuando Gregorio XII durante el Cisma de Occidente renunció al cargo.

Siempre Michelangelo

Siempre Michelangelo

Miguel Angel Buonarroti

 

 

 

 

 

 

Miguel Angel Buonarroti.  1475-1564

Hay quien me ha preguntado si Miguel Angel estaba abonado al  blog.  En cierta forma lo está.  Su presencia me acompaña, me impulsa y me inspira a menudo a escribir sobre el arte. No he encontrado un personaje más fascinante ni un artista más completo e innovador que este florentino nacido en pleno Renacimiento italiano.

Me bastó hace una decada atravesar el umbral de aquella pequeña puerta situada debajo del “juicio final” y que da acceso al inmenso “cielo raso” de la Capilla Sixtina para comprobar que una bóveda de aquellas características solo pudo hacerla un genio. He aquí, en aquel lugar donde se aprecia la magnitud y grandeza de su obra, como escribió Vasari su biografo en 155o en el libro “Vidas” ….grandeza de caracter, inspiración elevada, hasta lo sublime….

 

Bóveda Capilla Sixtina

La grandeza del artista no solo se mide por sus obras, también por su vida; fue capaz de llevar la contraria a papas y nobleza, alabado por todos, pero en realidad profundamente solo y lleno de contradicciones.  Tuvo la inmensa suerte de nacer en el entorno de Florencia, que en la Europa de 1400 se convirtió en el centro del mundo de la cultura. Con solo 30 años era conocido en toda Europa, logrando superar a los clásicos.  Bajo el auspicio de Lorenzo de  Medici que lo acogió en su palacio de Via Larga hasta su muerte, en 1492,  y su vinculación  con personajes, ideales, y circulos del arte que frecuentaba lo convirtieron en un artista único y un incansable buscador de la belleza

El Moises

 

Miguel Angel era inimitable, nadie ha podido igualar la originalidad y la fuerza de sus construcciones.  Por más que se empeñaran en ligar su figura a la Roma de los papas, su arte marcó sobre todo el Renacimiento Italiano. Cada trazo, cada obra suya era fruto de un camino interior, de un deseo irrefrenable de perfección, y de la angustia que le provocaba la renuncia a sus verdaderas y ocultas pasiones.  Sus obras despiertan inquietudes, emociones y suscitan de todo al que las contempla.  Su figura trasciende al tiempo.

El efecto placebo

El efecto placebo

           Casi nadie se para a pensar que uno de los medicamentos más eficaces del mundo no es en realidad un medicamento.  Estoy hablando del placebo, una cápsula rellena de azucar o gelatina o bien una inyección de suero salino.  En ellos no hay producto químico ni componente farmacológico alguno, es una sustancia inocua y sin embargo resulta igual de eficaz que un fármaco, si alivia el dolor o lo elimina, si disminuye la angustia o la mejora.

                  Desde nuestra infancia ya hemos comprobado en alguna ocasión el efecto placebo, todos recordamos como trás un accidente sin consecuencias, pero no exento de un llanto inconsolable, nuestros padres nos colocaban una tirita “curativa” con la que parecía que desde el preciso momento que se adhería a nuestra piel, el dolor se atenuaba y en pocos segundos desaparecía.  Solo el hecho de saber que te estaban atendiendo y tratando de resolver tu dolor disminuía la angustia en el niño.  Ni que decir hoy día que las tiritas vienen con dibujos de Pocoyo.  Analgesia garantizada.

                Pero, ¿qué ocurre en los adultos?  Es lo mismo.  Los pacientes hospitalizados necesitan ser escuchados, expresar sus angustias y miedos.  Cuando un enfermo establece una conexión con enfermera o médico, y éstos le ofrecen afecto y le escuchan, su cerebro según una reciente investigación, activa una región vinculada a la habilidad de experimentar un beneficio o una mejoria.

         ¿Pero cómo podríamos explicar el efecto placebo? Algunos dicen que “todo está en la mente”.  A mi juicio la mente influye en como el organismo responde a un problema,  pensar que vas a mejorar induce en el ser humano una respuesta química real con resultados reales.  Es obvio que los placebos no funcionan en determinadas enfermedades graves ya diagnosticadas, pero el poder de sugestión no tiene límites, y en ocasiones la ingesta de uno de estos comprimidos consigue aliviar dolores exacerbados por cierta labilidad emocional en el paciente.

             La relación existente entre el personal sanitario y el enfermo actua como un placebo extraordinario.  Yo misma he comprobado como trás informar, tranquilizar o simplemente charlar con un paciente hospitalizado, éste no ha necesitado el sedante para dormir.  Es curioso este fenomeno pero ocurre,  las personas mejoramos y sentimos alivio cuanto mayor es el contacto afectivo.

El silencio

El silencio

 

Cuantas veces en la soledad de la noche he pensado que no sabemos disfrutar del silencio, y eso es algo que no tiene precio. Aquí en mi madrugada el silencio es absoluto, interrumpido sólo, de cuando en cuando, por estas letras que escribo.

Vivimos a diario rodeados de ruidos que nos impiden expresar nuestras sensaciones,  nuestra interioridad, sin dedicar unos minutos a buscar el lugar adecuado en donde el silencio lo ocupe todo para disfrutarlo intensamente, de forma lenta, suave, sin sobresaltos.

             También en el silencio surgen los miedos, porque ahondamos en nuestro interior y nos escuchamos.  Puede ser duro en el vacio, en el desamparo, en el dolor y puede llegar a ser maravilloso en compañia de la persona amada, en la intimidad, en la ternura, en el amor.

           Los silencios  permiten  a cada uno conectarse consigo mismo, con sus
sentimientos,  sus emociones, y sus sueños.  Anoche escapé  de todo y me permití un tiempo de silencio.

     ” Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”

Cuando el mar te tenga.  El Ultimo de la Fila.

El secreto de la Piedad

El secreto de la Piedad

             El destino como casi siempre, puede cambiar la vida de una persona, y en este caso, Miguel Angel, el artista florentino sin esperarlo se encaminó de forma encubierta hacia la inmortalidad que la historia que le tenía reservada.  Contaba solo con 23 años y ya empezaba a destacar como un gran escultor, pero su talento era aún poco reconocido y estaba limitado al ámbito de Florencia.  Para cualquier artista de aquella época llegar a Roma era el gran sueño, recibir encargos de la iglesia era garantizar su trabajo y mostrarlo al mundo, ya que el  poder de la iglesia entonces era similar al de los faraones del antiguo Egipto. Era joven, apenas habia salido del entorno florentino, pero su nombre comenzaba a sonar en los círculos de arte como “ese joven florentino con talento”.

           Por entonces el embajador del rey francés en la Santa Sede, el cardenal Bilhères de Lagraulas le encargó una obra privada, pero con un marcado acento religiososo: Una Pietà, escena iconográfica muy común en el arte cristiano.  Buscaba una imagen, un momento concreto en la Pasión, una secuencia que simbolizara el momento justo que el cuerpo sin vida de Jesús es descendido de la cruz y colocado en el regazo de su desolada madre.  Miguel Angel aceptó y el 27 de agosto de 1498 firmó el contrato que decía así: ...consistirá en una Virgen María vestida, sustentando en sus brazos a un Cristo muerto, de la talla de un hombre normal, debe estar concluida en el término de un año y se pagará 450 ducados de oro...a lo que Miguel Angel respondió:…será la escultura en mármol más hermosa de las que existen hoy día en Roma y como ningún otro maestro de la actualidad la podría hacer mejor.

        Solo puso una condición, el bloque de mármol sería de Carrara y de la más alta calidad. Nueve meses duró el traslado de la pieza hasta Roma y el artista al observarlo  afirmó:” veo las formas humanas atrapadas bajo el mármol, solo es cuestión de tener paciencia y descubrirlas”.  Pese a su juventud, era consciente que aquello sería una carta de presentación en Roma, algo que le ayudaría a salir de los exclusivos círculos de Florencia. Aquella obra significó un antes y un después en su carrera.

Grupo escultórico

            En 1498, con solo 23 años comenzó a esculpir la figura que le llevaría todo un año.  El cardenal Lagraulas murió antes de que la obra fuese concluida y mucho se especuló sobre las causas de su muerte y el posible envenenamiento por parte de los Borgia.  El caso es que a su muerte la obra fue incautada por el Papa Alejandro VI Borgia. En 1499 y en el interior de la Basílica de San Pedro fue mostrada al mundo.  Cuenta su biógrafo Vasari que Miguel Angel permaneció escondido tras la columnas esperando los elogios por parte de los artistas y críticos del arte.  Exasperado ya que nadie pronunció su nombre, esa misma noche con la excusa de retocarla, irrumpió en la Basílica y talló de forma rápida en un cinto que atravesaba el pecho de María, la siguiente inscripción:

 MICHAEL. ANGELVS. BONAROTVS. FLORENT[INVS].FACIEBAT  “Miguel Ángel Buonarroti, el florentino, lo hizo”.

           Fue la única obra que firmó en sus 89 años de vida.  La crítica fue contundente, la elogiaron como la mejor escultura en mármol desde la antigua Roma.  La expresión de la Virgen es la de una mujer joven y piadosa.  La juventud de su rostro es una muestra del idealismo del Renacimiento por hacer perdurar belleza y juventud.  Sostiene en su regazo el cuerpo yacente de su hijo que muestra con  especial sutileza el sufrimiento previo en la cruz.  La imagen de Jesús es la de un cristo armonioso, parecería que no pesa y que su cuerpo solo descansa sobre su madre.

            No importa ser creyente o no, el grupo escultórico de La Piedad desmonta cualquier prejuicio entre lo divino y lo humano, está por encima de la religiosidad.  Inspira paz y piedad como la propia palabra indica, compasión, benevolencia, consuelo… y por otro lado fuerza en su expresión artística.  Aquella es una obra de arte como pocas en el mundo y tan solo frente a ella el ser humano es capaz de percibir esas sensaciones. ¿ Cómo pudo Miguel Angel hace cinco siglos esculpir con tanta perfección con tan solo un martillo, un  cincel y una perforadora para los rasgos faciales? Me lo he preguntado varias veces siempre que la he contemplado y me cuesta tener una explicación a ello.

Basílica de San Pedro

             Este grupo escultórico, tantas veces copiado y que ha servido de modelo a muchos escultores a lo largo de la historia tuvo un primer emplazamiento en la iglesia de Santa Petronella ya que estaba destinada a la sepultura de quien la encargara en su día. Años más tarde, en 1519 fue trasladada a San Pedro. La escultura se encuentra situada, en la primera capilla a la derecha al entrar en La Basílica de San Pedro.  En el año 1972, un fanático atacó la imagen causandole daños en el brazo derecho de la Virgen, el párpado y la nariz. Desde entonces un cristal a prueba de balas la protege. Durante la restauración, descubrieron que Miguel Angel había dejado escondida una M mayúscula en la palma de la mano izquierda, posiblemente en un intento de asegurarse que la historia y la posteridad no olvidase nunca quien fue el autor de La Pietà.

http://enmiscriptorium.wordpress.com/2012/11/16/miguel-angel-dejo-mensajes-prohibidos-en-la-capilla-sixtina/

Nota:  Siempre Michelangelo.  http://www.enmiscriptorium.com/?p=2288