Benedicto XVI versus Ratzinger

Benedicto XVI versus Ratzinger

Todos los años aprovechando el puente de diciembre me gusta sacar las cajas con los adornos de Navidad y montar el Nacimiento. Es una tradición ir añadiendo alguna figura nueva, animales, casas y así ampliandolo de forma que por dimensión, ocupa un lugar importante en mi casa. Este año pese a la polémica suscitada con el libro de Benedicto XVI y sea cual sea el mensaje que haya querido transmitir  yo pondré la mula y el buey como siempre.

Cualquier cristiano sabe que hay elementos en el Nacimiento como los pastores, los reyes e incluso  el buey y la mula que son tradición pero no esenciales en la fe.  En estos dias he podido leer algún que otro blog y  algunos artículos del tipo el Papa suprime el buey y la mula del belén distorsionando las palabras de Ratzinger en su último y polémico libro y con comentarios execrables  por “la supresión de los animales” como si eso fuese un nuevo Concilio Vaticano II.  No escribo esto como defensa del Papa sino porque quienes lo escriben probablemente no hayan leído el libro, hayan escrito de oídas o elucubrado la realidad.

La infancia de Jesús es el tercer libro que completa la trilogía que el cardenal Ratzinger, por aquel entonces, comenzó a escribir en el año 2003 y que ha concluido en el papado.  El libro se lee en dos tardes por bréve y fácil lectura y no sé si pensar que es una cuestión de marketing por parte del Vaticano para lanzar el libro, o es el periodismo actual que por ignorante y puesto a escribir, lo hacen sin contrastar.  Biografías y libros sobre la vida de Jesús hay miles pero obviamente no escritos por el Papa por lo que cualquier afirmación o comentario parece convertirse en una encíclica.  Ya lo advierte en uno de los prólogos…cualquiera es libre de contradecirme…y sin duda así lo han hecho.

Voy a dejar el texto completo donde hace alusión a la  figura del buey y la mula, pag 76:   “El pesebre hace pensar en los animales, pués allí es donde comen.  En el Evangelio no se habla en este caso de animales. Pero la meditación guiada por la fe, leyendo el Antiguo y Nuevo Testamento relacionados entre sí, han colmado muy pronto esta laguna, remitiendose a Isaias 1,3: “el buey conoce a su amo, y el asno el pesebre de su dueño; Israel no me conoce, mi pueblo no comprende”. 

La polémica está servida pero el libro ha lanzado su tercera edición y agotado.

¿Hay agua en Mercurio?

¿Hay agua en Mercurio?

                                       

  “Si el único planeta habitado fuese la tierra, cuanto espacio desaprovechado habría en el Universo”

Hace ya algunos años que el hombre aceptó el origen del universo como resultado de una serie de transformaciones en el espacio ocurridas hace miles de millones de años, es lo que hemos denominado  “Big-Bang” (gran estallido).  La teoría nos dice que toda la materia estaba concentrada en un solo punto de materia infinita y que trás una explosión generó la expansión en todas las direcciones creando lo que conocemos como nuestro Universo.

Cuando el 20 de Julio de 1969 el módulo lunar Eagle de la misión espacial Apolo 11 llegó a la luna, el mundo entero se conmovió.  La  NASA  había emprendido el proyecto más ambicioso de su historia, aquel viaje espacial tripulado a la luna que comprendió alunizaje y regreso, se convirtió en el mayor logro creado por el hombre en el espacio.

Era el año  1995 cuando  el astrónomo suizo Michel Mayor descubrió al mundo la aparición del primer planeta fuera de nuestro sistema solar, nadie esperaba que casi 20 años después la NASA  confirmaría que existen millones de planetas en la vía lactea con dos soles.  La ciencia avanza vertiginosamente, los hallazgos  en el espacio y en el sistema solar son numerosos en los últimos tiempos, y que vulnerable e indefenso es el hombre en el planeta, que inmenso es el Universo y cuántos enigmas por descubrir aún.

Hace tan solo unos días la sonda espacial no tripulada Messenger  ha encontrado evidencias de que hay agua en Mercurio.  Fue lanzada al espacio en 2004 con la intención de estudiar el primer planeta de nuestro sistema solar y el más próximo al sol.  Llegó a las proximidades de Mercurio en 2008 (cuatro años después), no logró entrar en su órbita hasta 2011, y desde entonces ha tomado miles de imágenes.http://www.nasa.gov/mission_pages/messenger/media/PressConf20121129.html

¿ pero cómo es posible que exista agua en uno de los planetas más calientes del Sistema Solar?

Esto era solo una posibilidad ya que Mercurio carece de eje de rotación como la tierra. La inclinación en nuestro planeta es la que origina las estaciones y que todo el planeta esté iluminado.  Mercurio al tener un eje recto con una inclinación practicamente de 0º, el sol siempre  refleja un mismo lugar, el ecuador, en el que la temperatura alcanza los 400º pero en los polos jamás llega la luz solar. Estas zonas polares, siempre oscuras, están formadas por crateres en donde la temperatura alcanza los -185º y es en su interior donde  parece ser que ha encotrado hielo. Las imágenes tomadas por la sonda  sugieren también que los depósitos de hielo están rodeados de material orgánico, lo que apunta a que el origen del agua en el planeta sea debido al impacto de algún cometa o meteorito.